Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relevo en Buckinhgam

Nueva era en el Reino Unido: "Hay que darle una oportunidad a Carlos"

Muchos ciudadanos confían en que el hijo de Isabel II hará un buen papel y destacan su sentido del deber | "Prefiero una monarquía que tener a un presidente como Boris (Johnson)", afirma un vecino de Edimburgo

Preparativos para recibir el féretro de Isabel II en Edimburgo. EFE

La meteorología en Edimburgo, la capital de Escocia, parece haberse sincronizado con los acontecimientos históricos que se suceden estos días en el Reino Unido. Si el viernes el cielo lloraba la muerte de la reina Isabel II, este sábado lucía un sol deslumbrante para dar la bienvenida al nuevo rey, Carlos III, que por la mañana ha sido proclamado en una breve ceremonia en el palacio de Saint James de Londres.

Según el último sondeo de YouGov, del pasado mes de mayo, solo el 32% de los británicos consideran que el hijo de Isabel II será un buen monarca, frente a otro 32% que cree lo contrario y un 36% que no está seguro de una cosa ni la otra. En Escocia, apunta la misma encuesta, los que confían en el nuevo jefe del Estado son solo un 24%, contra un 33% de los que desconfían y un 43% de indecisos. Sin embargo, en las calles no se palpa tanto recelo ante el reinado de Carlos. "Hay que darle una oportunidad", afirma a EL PERIÓDICO Lorna, una edimburguesa de mediana edad, antes de deslizar lo que podría ser una crítica: "Seguro que lo hace lo mejor posible, pero tiene que ser más diplomático".

Según una encuesta de YouGov del pasado mes de mayo, el 24% de escoceses confían en que el nuevo monarca hará bien su trabajo, frente al 33% que opinan lo contrario

decoration

La mayor parte de los consultados por esta enviada especial creen que el rey "lo va a hacer bien" y confían en su "sentido del deber". "Ha tenido una buena maestra durante todos estos años", apunta Wendy, una pelirroja en la cincuentena que ha ido a ver lo que se cuece en los alrededores de la catedral de Saint Giles. En este templo está previsto que se ubique el féretro de la reina el próximo lunes para que los escoceses puedan darle su último adiós antes de que sea trasladado a Londres, en cuya abadía de Westminster tendrá lugar el funeral de Estado.

¿Mejor Guillermo?

Betty atiende a los turistas que entran en una pequeña bodega frente a Saint Giles con decenas de tipos de whisky, la mayoría escoceses por supuesto, a la venta ofreciéndoles catas de uno u otro licor en función de sus gustos. Asegura estar "devastada" por el fallecimiento de la reina. "Había sido una figura de referencia durante toda mi vida", señala. Y aunque cree que su hijo va a seguir sus pasos, confiesa con una sonrisa pícara que Guillermo, el actual heredero del trono, habría sido una mejor opción. "¡Carlos ya tiene 73 años!", añade.

En el mismo sondeo de YouGov, un 37% de británicos opinan que el primer nieto de Isabel II debería de haber sido el nuevo soberano, frente al 34% que preferían a Carlos y el 17% que consideraban que tras la muerte de la reina debería de haberse abolido la monarquía en el Reino Unido. En Escocia, ese porcentaje en sensiblemente diferente: el 32% apoyaban a Guillermo, mientras un 25% escogía a Carlos y otro 25% se inclinaban por acabar con los 'royals'.

Para Calum, da igual uno u otro. "No habría ninguna diferencia. La monarquía tiene un rol bien definido constitucionalmente", señala este treintañero. En su caso, no contempla la posibilidad de una modificar el actual modelo de Estado por una república. Este treintañero esgrime en su defensa la "estabilidad" que proporciona la monarquía al país. "Prefiero una monarquía que tener a un presidente como Boris (Johnson)", señala, antes de expresar su pesar por el Brexit y las consecuencias que está acarreando. Y disculpa los desmanes que han cometido o podrían cometer en el futuro los miembros de la casa real: "Son cosas que pasan en todas las familias".

"Hay que privatizar la monarquía"

Gareth y Cailean amenizan con el sonido de sus gaitas el paseo de los cientos de turistas que intentan abrirse paso por las transitadas aceras de la Royal Mile, la avenida que une el palacio de Holyrood, residencia oficial de la casa real británica en Escocia, y la catedral de Saint Giles. La arteria ha sido cortada al tráfico de vehículos para preparar el recorrido que realizará el féretro real este lunes.

"(La monarquía) es demasiado cara. Preferiría una república. Es más, tendríamos que privatizarla", afirma el gaitero Cailean

decoration

En un receso para coger aire, Gareth se muestra convencido que que Carlos lo hará "absolutamente bien, como su madre" y no ve ningún problema en su edad. Al contrario, "tiene más experiencia". Cailean, más reservado, acaba confesando sus auténticos sentimientos respecto de la institución. "Es demasiado cara, preferiría una república. Es más, tendríamos que privatizar la monarquía, del mismo modo que se privatizan otros servicios públicos", subraya.

Tras la bomba soltada por su compañero, Gareth también se acaba soltando. En su opinión, lo más importante ahora no es abrir un debate sobre monarquía o república, sino iniciar el camino hacia la independencia de Escocia. "Primero la independencia, luego ya hablaremos de la monarquía", señala. Tras el referéndum de 2014 en el que salió vencedor el 'no' con un 55% de los votos, frente al 45% de ciudadanos que optaron por el 'sí', la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha anunciado su intención de celebrar una nueva consulta el 19 de octubre de 2023. El anterior primer ministro, Boris Johnson, ya avisó de que se opondría frontalmente a un segundo referéndum. Su sucesora, Liz Truss, ya avisó durante la campaña de las primarias para liderar el Partido Conservador que si llegaba a Downing Street no tenía intención de autorizar la votación.

Compartir el artículo

stats