Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La playlist de ... Montserrat Fuster

Montserrat Fuster

Montserrat Fuster

Ha dado clases de inglés durante muchos años de vida profesional, compaginando este trabajo con la presidencia de Amadip. Dice que llegó a la música clásica a través de recomendaciones y grabaciones caseras que le hicieron buenos amigos.

Para cargar energía: Le gusta empezar con Beethoven y su Concierto para piano número 5. Una auténtica delicia. Pero luego, necesita pasar de esa vorágine beethoveniana a la sencillez aparente de la Suite número 1 para cello solo de Bach. Y para terminar la recarga energética, nada mejor que el disco Jazz masters 11 de Stéphane Grappelli.

Cuando le apetece disfrutar de un momento tranquilo, se relaja con el Oblivion de Aastor Piazzola, aunque también le sirve el Say it del John Coltrane Quartet. Del mundo de la clásica, es el Concierto para violín y orquesta de Tchaikovsky la obra que le mantiene en paz. 

Para relajarse en el mar: Montse vuelve a Bach y sus Conciertos de Brandemburgo o las Variaciones Goldberg del maestro alemán. Y como no podía ser de otra manera, todo Mozart también le sirve, aunque dice que tiene «una cierta debilidad por el Adagio de su Concierto para clarinete».

Compartir el artículo

stats