Nadie en el vestuario de España entendió los pitos del sector de aficionados alemanes del Allianz Arena hacia Marc Cucurella. La Selección Española de Fútbol derrotó a Francia en las semifinales para clasificarse a la final de la Eurocopa 12 años después, pero a todo el mundo se le quedó clavada una 'espinita' tras el encuentro. Y es que Cucurella tuvo que vivir un ambiente 'hostil' mientras disputaba su partido ante Francia.

Una de las principales razones de los abucheos hacia Marc Cucurella fue que, en el estadio, no había solamente seguidores españoles y franceses. Al contrario, la mayoría de la grada estaba compuesta por aficionados alemanes que, visto lo visto, se precipitaron al comprar la entrada antes tiempo. Los germanos, resignados tras ser eliminados por España en cuartos de final, no tuvieron más remedio que ir al estadio y muchos de ellos optaron por increpar de manera inesperada a un jugador, el lateral zurdo del Chelsea, que pese a todo, jugó un partidazo.

Resignación en Alemania

El motivo no era otro que tenían retenida la polémica jugada de la prórroga ante España por una mano de Cucurella dentro del área. Una jugada que fue invalidada por un fuera de juego previo de Füllkrug y, por lo tanto, independientemente que fuera mano o no, estaba invalidada. Además, la UEFA aclaró a los árbitros antes del inicio de la Eurocopa que manos como la de Cucurella, en la que el jugador pretende retirarla cuando impacta la pelota, no iban a ser sancionadas.

Sin embargo, algunos aficionados seguían pensando aún que el árbitro Anthony Taylor debió pitar penalti para Alemania. No fue suficiente la petición en Internet para que se repitiese el partido de cuartos de final de la Eurocopa 2024 entre España y Alemania. El público alemán fue al estadio para que, cada vez que tocase la pelota Marc Cucurella, fuese víctima de una sonora pitada.

Un asunto que no pasó desapercibido y despertó las dudas entre los millones de espectadores que estaban viendo el partido por la televisión. De hecho, no tardaron en preguntar el porqué de estos abucheos a través de las redes sociales.

Vivian y Luis de la Fuente alzaron la voz

En el descanso de la primera parte, los jugadores comentaron los silbidos hacia Cucurella en el vestuario y le dieron todo el apoyo al lateral. Una vez finalizado el encuentro, con el objetivo de pasar a la final completado, llegaron las primeras reacciones de sus compañeros.

El primero en alzar la voz fue Dani Vivian, que defendió a su compañero en zona mixta: "Me parece una vergüenza. Ningún jugador se merece eso. Creo que venir a un campo de fútbol para abuchear a una persona es no tener respeto por alguien que está haciendo su trabajo", dijo el central del Athletic.

También fue preguntado por los silbidos a Cucurella el seleccionador de España, Luis de la Fuente, y dejó claro que está en contra de cualquier falta de respeto. "No sé por qué le han pitado. No tengo ni idea. Pero solo le han motivado. Es profesional y muy maduro. Estoy en contra de cualquier falta de respeto. Seguramente no se respetan a nadie. Mi opinión de la sociedad alemana es fantástica. No representan a la sociedad alemana, al deporte ni al fútbol", apuntó.

'Cucu' se mostró ajeno a los pitos

Cucurella pareció no importarle los pitos. De hecho, se le vio con más energía que nunca, con ganas de reivindicación. El lateral del Chelsea estuvo muy correcto y preciso en cada corte, hasta se le vio venirse arriba en alguna jugada hacia la zona ofensiva cuando sonaba la sintonía compuesta por silbidos para increparle.

El lateral del Chelsea se ha consolidado en la selección española, dejando en el banquillo a jugadores que 'a priori' iban a ser titulares como Grimaldo y ya suma 5 titularidades en esta edición, con pleno de victorias y una final por delante.