Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medidas anticrisis

¿Cómo afecta a las hipotecas el acuerdo entre el Gobierno y la banca?

El Ejecutivo y el sector financiero llegan a un pacto que permite aliviar la carga de "más de un millón de hogares"

¿Cómo afecta a las hipotecas el acuerdo entre el Gobierno y la banca?

El Congreso debate y vota este jueves el Código de Buenas Prácticas para aliviar la subida de los tipos de interés en préstamos hipotecarios sobre vivienda habitual y el paquete de medidas adoptado por el consejo de Ministros el 22 de noviembre para la mejora del mercado de préstamos hipotecarios.

Tras negociarlo durante algo más de dos meses con las patronales bancarias (AEB, CECA y UNACC), el Consejo de Ministros adoptó un paquete de medidas para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de hogares potencialmente vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad.

El Ejecutivo ha conseguido un compromiso doble por parte del sector. Por una parte, se amplía y refuerza el alivio para los hogares cubiertos por el Código de Buenas Prácticas de 2012 destinado a reestructurar las hipotecas de clientes vulnerables. Y por el otro, se crea un nuevo Código para "familias de clase media" en riesgo de vulnerabilidad. El objetivo es que las medidas, que serán de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras pero de obligado cumplimiento una vez suscritas, entren en vigor el 1 de enero. Estas son las principales medidas:

Nuevos beneficiarios: la "clase media"

El nuevo código para "clases medias" (según el término utilizado en el propio real decreto) beneficiará a hogares con renta anual inferior a tres veces y media el IPREM (29.400 euros anuales) e hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022 para la adquisición de una vivienda habitual por un precio de hasta 300.000 euros, cuya carga hipotecaria supere el 30% de su renta y haya subido al menos el 20%. Este nuevo código es transitorio y estará en vigor hasta finalizar 2024. Las entidades deberán ofrecerles la posibilidad de congelar la cuota durante 12 meses (como propuso CaixaBank, según desveló este diario), un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta siete años. Un ejemplo: la deuda es de 100.000 euros y quedan 20 años a un tipo de euribor +1% y una cuota mensual actual es de 589,25 euros. Alargar la vida del préstamo en 7 años permitirá bajar la cuota mensual a 487,40. El ahorro es de 101,85 euros al mes o 1.222,20 euros al año. Sin embargo, si en la hipoteca original quedaban por pagar 41.420 euros de intereses a lo largo de 20 años de vida del préstamo, al ampliar este plazo en 7 años este importe se acabará elevando a 57.917,60 euros. "En resumen se alivia la cuota mensual hoy, pero siempre se debe ser consciente de su coste a largo plazo, en este ejemplo supondrá un coste adicional de 16.497 euros", advierten desde la asociación de usuarios bancarios Asufin.

Mejoras para los más vulnerables

A su vez se mejoran varias medidas del Código de Buenas Prácticas de 2012 para familias endeudadas con ingresos de hasta tres veces el IPREM (25.200 euros al año). Así, los deudores vulnerables tendrán la posibilidad de reestructurar la hipoteca con un tipo de interés más bajo durante el periodo de carencia del principal de 5 años (euribor -0,1%, frente al euribor +0,25% actual). También podrán alagar hasta un máximo de 40 años la vida del préstamo. Asimismo, se amplía a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración en caso necesario. Un ejemplo: para un préstamo de 120.000 euros suscrito a principios de 2018 con un tipo de interés de euríbor más un punto y un plazo de amortización de 30 años, la cuota actual de 360 euros pasaría a 525 euros el año próximo. Sin embargo, alargar 10 años el plazo del préstamo y aplicar una carencia de cinco años permitirá reducir esa cuota a 240 euros, con un ahorro mensual de 285 euros, según los cálculos del Ministerio de Economía.

Colectivo más amplio

Otra de las novedades es que se va a ampliar el ámbito de actuación de las medidas de alivio para el colectivo de familias vulnerables. En este sentido, se permitirá que los hogares con renta inferior a 25.200 euros al año (tres veces el IPREM) que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca, pero no cumplan el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario, puedan acogerse al Código y acceder a una carencia de dos años para amortizar capital, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

Un ejemplo: para una hipoteca similar al caso anterior estas medidas podrán permitir que la cuota de 525 euros resultante en 2023 quede rebajada hasta el entorno de los 305 euros, con un ahorro mensual de 220 euros.

De tipo variable a tipo fijo

Un tercer paquete de medidas es de tipo general para los en torno a 3,7 millones de titulares de préstamos a tipo de interés variable. Está previsto que se reduzcan aún más los gastos y comisiones para facilitar el cambio de tipo variable a tipo fijo: la comisión máxima por cambio de hipoteca variable a fija pasa de 0,15% al 0,05% del capital que se reembolse de forma anticipada. Además, se eliminarán durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada y cambio de hipoteca de tipo variable a fijo. Además, se incluirán en el plan medidas para la promoción de la educación financiera y se reforzará el seguimiento de la aplicación de ambos códigos.

Primeras reacciones de la banca

Tras la aprobación por el Consejo de Ministros de las medidas hipotecarias, las principales asociaciones de entidades financieras -AEB y CECA- han manifestado su apoyo a las medidas, en cuya negociación también participó el propio Banco de España para evitar un impacto mayor de las medidas sobre la solvencia del sector. También han expresado su adhesión a los nuevos códigos de buenas prácticas las principales entidades financieras.

Unidas Podemos: "Un acuerdo mejorable"

La vicepresidenta tercera y ministra de TrabajoYolanda Díaz, ha considerado que el acuerdo con la banca es "sustancialmente mejorable" . Desde su punto de vista, las medidas adoptadas apenas suponen "un pequeño paso", que no tiene nada que ver con la respuesta que defiende Unidas Podemos frente a la subida del euríbor. "Desde la subida del euríbor al día de hoy, los beneficios estimados de las entidades financieras por el incremento del euríbor ascienden a 8.000 millones de euros, ergo, las entidades financieras se están beneficiando como nunca de la subida de los tipos de interés", ha manifestado Díaz. También la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha demandado a través de twitter "medidas más ambiciosas y obligatorias para la banca que nos permitan apoyar a todas las familias".

Compartir el artículo

stats