Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

Arcelor recortará un 17% su producción en Europa con la parada de hornos altos

La fabricación de arrabio en las instalaciones de Asturias se reducirá entre 400.000 y 600.000 toneladas en el último trimestre del año

Uno de los hornos altos de Gijón. PABLO SOLARES

La parada temporal de cuatro hornos altos por ArcelorMittal en Gijón, Bremen (Alemania), Dunkerque (Francia) y Dabrowa Górnicza (Polonia) para hacer frente al alza de costes, la caída de la demanda y el exceso de oferta supondrá para la compañía una merma de producción de arrabio en Europa durante el próximo trimestre de unos 1,5 millones de toneladas, equivalentes al 17,4% de la producción total de la multinacional en la UE durante el mismo periodo del año pasado.

La reducción en Asturias podría llegar a alcanzar entre las 400.000 y las 600.000 toneladas en el próximo trimestre, que es el periodo durante el que el grupo prevé inicialmente que se prolongue la inactividad del horno A de Gijón.

Los dos hornos altos de Veriña ya estaban produciendo en la actualidad por debajo del 70% de su capacidad máxima, cifrada en 4,7 millones de toneladas conjuntas al año.

La compañía no tiene previsto esta vez importar desbastes (semiproductos) de otras plantas para compensar la menor disponibilidad de arrabio, como se hizo en otras ocasiones cuando se paró algún horno en la región, porque la caída de la demanda y la fuerte entrada de importaciones a bajo precio ha generado un exceso de oferta de producto acabado en el mercado europeo.

El consejero delegado de ArcelorMittal en Europa, Geert Van Poelvoorde, manifestó en la carta que dirigió el miércoles a todos los empleados que "los niveles de confianza de los clientes son actualmente inferiores a los registrados durante la crisis del covid en 2020". En el mismo sentido se expresaron ayer fuentes de la multinacional citadas por Reuters. Van Poelvoorde sostuvo en la misiva a la plantilla europea de Arcelor que la siderurgia se enfrenta "a la amenaza real de una larga recesión en Europa derivada de la crisis energética".

Además de las paradas de cuatro hornos altos en España, Francia, Alemania y Polonia, la compañía ha prolongado la inactividad de la acería de Sestao y paralizará también la planta de reducción directa de mineral de hierro (DRI) de Hamburgo. En otras instalaciones de Francia, Alemania y Luxemburgo tomará diversas medidas de ajuste. En España, la parada del horno alto tendrá un efecto en cascada para talleres y diversas instalaciones acabadoras en al menos las factorías de Avilés, Sagunto, Etxebarri, Lesaka y Legasa.

Compartir el artículo

stats