Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios del Noroeste rearman en Oviedo su frente común para superar la crisis

Las patronales de Asturias, Galicia y Castilla y León trabajarán juntas para lograr el corredor ferroviario que una sus puertos de mar a Europa

Jornada “El Noroeste: empresas que suman, economías que avanzan”. De izquierda a derecha, Juan Vieites, Gerardo Cuervas, María Calvo, Javier Junceda y Santiago Aparicio en el Salón Covadonga del Hotel Reconquista.

Los empresarios del Noroeste suman fuerzas en Oviedo para afrontar los nuevos y viejos retos que comparten sus economías. Las patronales de Asturias, Galicia y Castilla y León están rearmando el frente común con el que, dicen, serán “más fuertes”, convirtiéndose en la quinta región de España, un territorio que aglutina cerca del 10% del PIB nacional y el 9% de los puestos de trabajo. Más allá de las heridas que comparte su tejido empresarial tras las sucesivas crisis de la pandemia, la cadena de suministros y el alza de los precios energéticos, el Noroeste se plantea como principal caballo de batalla la consecución del corredor ferroviario atlántico, por el trabajarán de forma conjunta. Pablo Junceda, máximo responsable del Banco Sabadell en las tres comunidades autónomas, resumió el sentir de los empresarios afirmando que ha llegado el momento de pasar del papel de los proyectos a las obras que conecten por ferrocarril los puertos de mar con la gran red europea de tráfico de mercancías, lo que supondrá “un antes y un después para nuestras empresas”.

La presidenta de la patronal asturiana FADE, María Calvo; el de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Juan Vieites; el de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio y el de la Federación Leonesa de Empresarios, Javier Cepedano, plantearon funcionar como un “lobby” o grupo de presión que sume la fuerza necesaria para hacer avanzar unas economías que, dicen, tienen más similitudes que diferencias: una inmensa mayoría de pequeñas y medianas empresas, alta dependencia energética y gran número de industrias electrointensivas, preocupación por la “parálisis de los fondos europeos” y el reto común de lograr la salida ferroviaria a Europa.

El presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, Gerardo Cuervas, también estuvo presente en el acto, “porque hablar del Noroeste es hablar de pequeñas y medianas empresas”, como apuntó la presidenta de FADE. Cuervas habló de unas empresas “reactivadas, pero no recuperadas” tras los dos años de restricciones a causa de la pandemia y destacó el “altísimo” índice de morosidad, con 396.000 millones. Esto, dijo, supone una carga financiera de 2.500 millones de euros. “Otra piedra más en la mochila” de unas empresas “sobreendeudadas”.

De izquierda a derecha, el presidente de la CEG, Juan Vieites; el responsable territorial del Sabadell, Pablo Junceda; la presidenta de FADE, María Calvo; el presidente de Cepyme, Gerardo Cuervas; y el presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio. | EFE

El principal temor de los empresarios, ahora, es el alza de la inflación. El presidente de Cepyme señaló que la mitad de las empresas no pueden repercutir sus costes al cliente, por lo que también son perdedoras en el alza de los precios. Cuerva dijo que todas las partes “deben ajustarse el cinturón” ante la crisis. “Los trabajadores y las empresas lo están haciendo y debería hacerlo también el Estado”, señaló Cuerva tras citar un estudio de la CEOE en el que se contabilizaba en 60.000 millones el gasto superfluo del Estado, que se podría recortar sin menoscabar el estado del bienestar. Desde las patronales del Noroeste piden “una moderación salarial” que parte de posiciones muy alejadas entre empresarios, sindicatos y Gobierno. Cuerva señaló que indexar los salarios al IPC “no es una buena opción” puesto que podría generar una espiral inflacionista. “El poder adquisitivo se está mermando, pero también las empresas están sufriendo”, defendió Cuerva.

Juan Vieites, el representante de la patronal gallega, advirtió ayer de la pérdida de impulso del crecimiento económico que conlleva la contracción de la confianza de los consumidores y el aumento de la inflación. El presidente de la Confederación destacó que si no se moderan los salarios “cada vez la inflación se nos va a disparar más” en un contexto que calificó de “tormenta perfecta”.

El presidente de la CEOE de Castilla y León, por su parte, defendió el papel de las organizaciones empresariales, y destacó la importancia de “hacer ver” a los gobernantes lo que “son” y lo que “representan”, ante un nuevo escenario político en el que “los partidos nuevos” quieren “llevarse a su terreno” el diálogo social. En este punto, pidió, en referencia a Vox, que se estrena junto al PP en el nuevo Ejecutivo castellano-leonés, que respete este diálogo social.

Los dirigentes de las patronales coincidieron que uno de los principales problemas que afronta el Noroeste es la falta de personal cualificado para la incorporación a las empresas pese a las altas tasas de desempleo. El presidente de Cepyme, achacó esa situación “al desacoplamiento entre las políticas de empleo y las políticas sociales”. Cuerva destacó que Asturias es una de las regiones que más adolece de esa dificultad para contratar y destacó la necesidad de acompasar la formación a las necesidades de la empresa.

Compartir el artículo

stats