Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPINIÓN

Cartulina Morada: Enganchada al stream de Luis Enrique

Los nuevos tiempos sacuden con violencia al periodismo deportivo, obligado a reinventarse pero, sobre todo, a no desaparecer

Luis Enrique, en su faceta más informal y controvertida como streamer. TWITCH

Estoy enganchada a los streams de Luis Enrique. No he tenido elección. Esto es un adaptarse o morir. Y de hecho he decir que sus directos me parecen entretenidos, jugosos y sugerentes. Sin embargo, todo este circo que ha montado el seleccionador no ha hecho sino hundir más si cabe al periodismo deportivo, tocado desde hace ya unos años de muerte. Las redes sociales han estallado frente a un colectivo al que muchos califican de «innecesario», «carroñero» y «superfluo», opiniones todas ellas respetables, pero que, obviamente, no comparto. Corren malos tiempos para una profesión en la que sobran plumillas y falta interacción. En los últimos años los medios han pasado de informar a convertirse en meros altavoces de entidades, partidos o clubes cerrados en banda y que solo ofertan la información que a ellos les interesa. El contacto se ha sesgado, el periodista les sobra y la necesidad de publicitarse la obtienen por vías muy diferentes a las tradicionales. IB3 Televisió ya nunca podrá emitir antes que el Mallorca las imágenes de Muriqi llegando a Fulpmes y DIARIO de MALLORCA nunca publicará la foto de Rajkovic aterrizando en Austria antes que las redes del club. Lo que antes era periodismo ahora ya no lo es. Asumámoslo. Sin embargo, lo que sí podrán seguir haciendo los medios es contar todo aquello que a las entidades no les interesa, realizando las preguntas incómodas que no se quieren escuchar o dando voz a aquellos involucrados que no la tienen. Hay que adaptarse, pero no morir. 

Preguntas incómodas: Jordi Roger le dice a los periodistas cómo deben hacer su trabajo

Hablando de preguntas incómodas, últimamente las ruedas de prensa a Jordi Roger, técnico del Atlético Baleares, parece que se le están atascando un poco. Existe una premisa no escrita, pero válida. Si las cosas van mal en el césped, todo ello se traslada en el resto de sectores. El otro día un compañero le preguntó al preparador catalán cómo afectaría a sus pupilos un mal resultado en el próximo partido. «¿Y por qué no me haces la pregunta al revés? ¿Por qué no me preguntas cómo estarán los ánimos si ganamos el partido?», le inquirió el técnico. Pues querido Roger, la dirección de la pregunta parece ser que al final era la lógica y así se encargó de corroborarlo su equipo unos días después. No es menester del entrenador decirle a un periodista cómo debe hacer su trabajo, aunque sí sea su elección el querer o no responder sus preguntas. Creo que suficiente tiene su Baleares con lo que tiene, como para meterse en camisa de once varas.

Un speaker de diez: El Jaén Paraíso-Palma Futsal dejó en evidencia a la afición del pabellón andaluz

Este fin de semana el Palma Futsal empató a dos frente al Jaén Paraíso. En un momento del encuentro el speaker del pabellón andaluz solicitó a los asistentes que se guardara respeto por los jugadores que se encontraban sobre la pista, hacia los que no cesaban los insultos. La pitada de la afición por sus palabras fue sonada, lo que dice todavía menos de los forofos y mucho de la valentía del orador.  

Compartir el artículo

stats