Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Pep Sansó: "Sería un honor ser presidente de la Balear, tendría que aprender"

El sustituto alaba a Miquel Bestard y reclama "la profesionalización del fútbol" porque "no se pueden seguir haciendo cosas como hace veinte años"

Pep Sansó posa para este diario en la asamblea de la Federació de Futbol de les Illes Balears. J. Vallès

¿Cómo valora la renuncia al cargo de Miquel Bestard?

La reacción de la gente demuestra cómo ha sido la gestión de Miquel. En mi opinión lo ha hecho muy bien en estos veinte años y en la asamblea la gente ha dejado claro que cree que también. Es difícil encontrar un acto en que tanta gente pueda demostrar más cariño a una persona. Es un gesto de mucho reconocimiento para él y se ha vuelto a demostrar que el fútbol balear está con él y le quiere.

¿Se lo esperaba?

Ya nos lo había dicho hace unos días a unos cuantos y fue una gran sorpresa. Cuando se lo ha comentado a la junta directiva todos le han pedido que acabara el mandato, pero Miquel ha considerado que era el momento. Lo que es seguro es que es imposible irse por la puerta más grande.

¿Cómo queda ahora la Federació de Futbol de les Illes Balears?

Por la renuncia del presidente una de las opciones es que uno de los vicepresidentes siga con su mandato, esto se puede hacer durante un año. A partir de aquí, en función de lo que marque la normativa del Govern balear, habrá que convocar elecciones.

Usted suena como sustituto.

Es una de las opciones si se opta por el tema de los vicepresidentes. Si consideran que tendría que ser yo, sin duda, sería un honor en el que tendría que intentar hacerlo muy bien. He tenido muchos cargos en el fútbol, pero no el de presidente. Esto quiere decir que tendría que aprender, intentar reunir las virtudes que ha tenido Miquel. Siempre atender a todos, tener mano izquierda, llevarse bien con instituciones y prensa y acabar lo que él empezó en 2019. Es un plan estratégico, la pandemia nos lo paró mucho, pero hay que implementarlo.

Usted es el director nacional de la Escuela de Entrenadores. ¿Se podría compatibilizar?

Fuera de aquí puedes tener cargos representativos, no ejecutivos. Si eres presidente de la Balear los cinco sentidos tienen que estar aquí, pero luego a nivel nacional o europeo puedes tener algo representativo, pero nada más. Lo importante sería lo de la federación, es la parte ejecutiva.

Bestard también fue entrenador antes que presidente, como usted. Llevan caminos paralelos.

Él estuvo años en el comité de entrenadores, yo me he especializado en la formación, pero hay una cosa fundamental y es que siempre hay que buscar el bien del fútbol, hay que quererlo. Si se toman decisiones basadas en el bien de fútbol normalmente eso te ayudará a cumplir. Es verdad que de cada vez hay más normativas, pero la vida y las federaciones también han evolucionado.

¿Qué federación le gustaría para el futuro?

El futuro del deporte, no solo del fútbol, nos lleva a una profesionalización. No se pueden seguir haciendo cosas como hace veinte años y hay que adaptarse a los cambios. Las federaciones debemos hacer que los clubes estén cada día más protegidos y cubiertos.

Compartir el artículo

stats