Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JJOO de Invierno

Juegos 2030: todo o nada en Madrid

Aragón explica su propuesta "equilibrada" frente al "pacto" de la Generalitat con el COE y el CSD | La cumbre puede acabar con la candidatura conjunta o reconducirla

Descenso de un esquiador en una ladera de las pistas de Formigal.

La candidatura conjunta para los Juegos de Invierno 2030 vive este lunes un momento decisivo. Puede ser el todo o nada para un proyecto olímpico que no ha dado ni un paso en calma desde que nació, allá por el verano pandémico de 2020.

Casi dos años después, el proyecto olímpico "de Estado" que defendía el Gobierno de España, con Cataluña y Aragón de la mano, no ha dejado de ascender laderas cada vez más empinadas y con terreno resbaladizo. La intención de construir una candidatura ganadora desde el relato de la unión de nuevo de Cataluña en un proyecto de país, junto a su vecina Aragón, por ahora, no ha dado buenos resultados. 

El Gobierno de Aragón logró in extremis arrancar una nueva reunión en la sede del Comité Olímpico Español en Madrid después de desmarcarse del "acuerdo" que sí sellaron las otras tres partes implicadas en el proyecto, el propio organismo olímpico, la Generalitat de Cataluña y el Consejo Superior de Deportes.

La silla vacía de Aragón en la fotografía que compartió el COE del momento de la firma casi sentó tan mal en el Ejecutivo autonómico como el hecho de haber sellado un pacto que dejaba en clara inferioridad de condiciones al Pirineo aragonés, con tan solo la estación de Candanchú en el reparto de disciplinas. Unas condiciones claramente alejadas del requisito exigido por Aragón desde el principio de construir una candidatura "en pie de igualdad" entre ambos territorios.

El punto de partida para el encuentro de este mediodía no es alentador. La Generalitat no se ha movido desde que el Ejecutivo aragonés planteara su propuesta alternativa, basada en una mayor presencia de estaciones aragonesas, que se logra dividiendo algunas disciplinas olímpicas por sexos (como se ha hecho en recientes citas olímpicas), y compensando el equilibrio repartiendo las pruebas de hielo. 

Tres sedes en los Pirineos aragoneses

Así, Aragón pasaría de alojar solo disciplinas en Candanchú a poder albergar pruebas tanto en Formigal como en Cerler, dos estaciones consideradas como de las mejores del país, por el número de kilómetros esquiables y por las condiciones técnicas de sus pistas.

Además, estas dos estaciones concentran buena parte de la inversión pública efectuada por el Ejecutivo aragonés a través del hólding de la nieve (Aramón) con más de 20 millones de euros destinados en los últimos dos años.

Pero tanto el presidente catalán, Pere Aragonès, como su consejera de Presidencia, Laura Vilagrà, y la coordinadora de la parte catalana de la candidatura, Mónica Bosch, han insistido estas semanas en que el "acuerdo técnico ya aprobado" es el que debe mantenerse. Este domingo volvió a decirlo Vilagrà. 

El COE, por su parte, le da una oportunidad más al diálogo con la cita convocada para el mediodía de este lunes en Madrid. Su presidente, Alejandro Blanco, estará al frente de la reunión, aunque sus choques con Aragón han sido notables. El presidente aragonés, Javier Lambán, llegó a calificar de "desafío" la convocatoria de la reunión del 1 de abril en la que los políticos rubricaron el acuerdo técnico sin debate alguno y obviando que Aragón no compartía las condiciones del mismo. 

Después de la reunión con Faci, Blanco anunció que convocaría una reunión "para encontrar la solución definitiva de la candidatura". Ha llegado el día, que se solapa en la agenda política con la crisis abierta entre los independentistas y el Gobierno de España a cuenta del espionaje a líderes catalanes, y que se desarrollará sin representación de máximo nivel ni por parte de la Generalitat ni del CSD.

Ruptura o acuerdo

De la cita de este lunes pueden salir tres respuestas: un acuerdo, la ruptura total, o que Aragón y Cataluña opten por presentar sus propuestas por separado

La DGA no adelanta ninguna opción, pero estará sentada a la mesa "con lealtad hasta el último minuto".

Si la cita culmina sin acuerdo, el siguiente paso se decidirá el martes. El tiempo corre y en mayo el COE debe presentar el dosier de la candidatura ante el Comité Olímpico Internacional, que ha mostrado su interés en que los Juegos se celebren en la única cordillera europea que todavía no los ha acogido, el Pirineo. Esta es una de las bazas del proyecto frente a otras candidatas, como Sapporo, Salt Lake City o Vancouver, que ya han sido sede olímpica.

Aunque este lunes puede ser el día decisivo, la candidatura tendrá otra prueba de fuego a finales de julio, suponiendo que llegue con vida para entonces, con la consulta convocada por el Govern.

Nada está escrito todavía para los Juegos 2030. Aragón se enfrenta a una dicotomía olímpica entre mantener intacta su dignidad y el espectacular impulso que le supondrían los cientos de millones que mueven unos Juegos. Bien parecido pasa con Cataluña. ¿Alguno cederá?

Compartir el artículo

stats