Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica en Pekín 2022

Kamila Valieva, patinando bajo sospecha y sin medalla

La deportista, de 15 años, la nueva diva del patinaje, podrá competir a pesar de haber dado positivo antes de los Juegos

La patinadora rusa Kamila Valieva. EP

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) tiene su sede habitual en Lausana como el Comité Olímpico Internacional (COI) pero cuando hay Juegos, como sucede ahora con Pekín 2022, traslada su sala de juicio hasta la ciudad organizadora del gran evento olímpico. Se trata de intentar no paralizar la competición en lo posible. Y bien cierto que este lunes, en el polémico caso que rodea a la patinadora rusa Kamila Valieva, la gran sensación invernal, lo han conseguido puesto que la deportista, de 15 años, será la atracción del programa corto en el palacio de hielo de la capital china a partir de las 10 de la mañana de este martes, por Eurosport.

Ella aspira al oro, que no se colgará por decisión del TAS por si luego se lo quitan por sanción. Ella convirtió a sus compañeros rusos en campeones por equipos. Y ellos se han quedado, de momento, sin recibir la distinción. Y Valieva, bajo el pretexto de ser adolescente y competir como atleta protegida, se convertirá este martes en la primera olímpica, por lo menos aspirante a la victoria, que lucha por un oro tras dar positivo. El día de Navidad pasó un control antidopaje que luego descubrió la presencia de un medicamento prohibido, trimetazidina, un fármaco para tratar algunas anginas de pecho y que se puso en la lista negra tras aparecer en muestras de deportistas de países de la Europa Oriental.

"Impedir a la deportista participar en los Juegos le causaría un prejuicio irreparable", indicó este lunes el TAS en un comunicado tras fallar en contra del COI y de la AMA(Agencia Mundial Antidopaje), que pedían, a priori, la descalificación de la joven patinadora.

La familia olímpica

Curiosamente, el TAS es un tribunal creado por el COI, al igual que la AMA; es decir, forman parte de la misma familia.Son contadísimos los casos en los que los jueces fallan a favor de deportistas, sobre todo cuando el dopaje es la causa de sus deliberaciones y mucho menos cuando el COI exige un castigo, como pasa ahora.

La máxima institución olímpica, presidida por Thomas Bach, con la decisión del TAS de permitir competir este martes a Valieva -desoyendo las quejas de adversarios como Estados Unidos, que quiere el oro ruso de patinaje por equipos- deja cualquier deliberación y posible sanción de Valieva para después de los Juegos; hasta pueden pasar varios meses, entre recursos y una nueva audiencia del TAS, pero permite a Pekín 2022 pasar de puntillas sobre el dopaje y, sobre todo, mantener la competición lo menos alterada posible. De hecho, las rivales para el oro de Valieva son compañeras de equipo. Todo queda en casa.  

Compartir el artículo

stats