Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Nico: "Disfruto de la presión, es una adrenalina que me gusta"

El centrocampista azulgrana de 19 años, hijo del mítico Fran, confía en el impulso de Xavi al equipo, rememora sus inicios en Barcelona y revela su elevado interés por las cuestiones tácticas del juego

Nico González.

Nico González (A Coruña, 2002) se sienta en una mesa de una cafetería de la zona alta de Barcelona con el aplomo de un tipo curtido. Es su primera entrevista, dice. Pero no se le notan los nervios del debut. No se le han notado tampoco en el césped del Camp Nou, donde ha entrado con paso firme. Se espera mucho de este centrocampista alto (1,88) y potente de 19 años pero con pies de los pequeños, de Pedri y Gavi ahora, de Xavi o Iniesta antes. Es hijo del mítico Fran González, del Depor, figura que aparece puntualmente en esta charla.

Empezó en el Infantil B del Montañeros de A Coruña y el Barça le vino a buscar ya en benjamines. ¿Cómo lo recuerda? 

En benjamín de segundo año jugué un torneo en Andorra con el Barça, el Mic, y ahí intentaron ficharme, pero decidí quedarme en A Coruña porque era muy jovencito y tampoco mis padres querían mudarse ya a Barcelona. Pero bueno, a los dos años, ya lo vi claro y me vine hacia aquí.

¿Cuántos años tenía cuando sucedió eso? 

Once. Era alevín de segundo año.

"Ojalá podamos coger un poco el relevo de la hornada de antes, de Messi, Xavi, Iniesta, Piqué, Busi, Alba..."

decoration

¿Es cierto que el Depor y el Madrid también pujaban?

Sí, es cierto. El Depor llevaba detrás unos años, pero yo estaba muy cómodo ahí, con mis amigos, y la verdad es que teníamos un equipazo. Competíamos siempre contra el Depor muy bien. Y algún año incluso les ganamos. 

¿Y por qué eligió el Barça y no el Madrid o el Depor? 

Aunque mi padre siempre quiso que fuera seguidor del Depor, yo siempre fui del Barça. Crecí siguiendo su mejor época y a la hora de decidir no tuve ninguna duda.

Hubo debate familiar al respecto, cabe imaginar. 

Siempre se ha dicho que mi padre quiso que fuera al Madrid, y es cierto, pero mi madre y yo quisimos siempre venir aquí.

¿Qué argumentos había a favor de unos y de otros en el ámbito familiar? 

El argumento primordial y que pesó es que yo era del Barça. Aparte, el curso en que estaba en el alevín de primer año me pidieron disputar cuatro torneos amistosos con el alevín A azulgrana, un par de ellos en Galicia. En ellos conocí y me hice amigo de todos los jugadores de un equipo en que estaban Ansu, Eric, Take...

¿Y por qué quería su padre que fuera al Madrid? 

La verdad es que nunca lo hemos hablado y no tengo ni idea de cuál era el motivo. Quizá porque él estuvo a punto de ir al Madrid en su día y le hubiera hecho ilusión, pero no lo sé.

De alguna manera hizo siendo un niño lo que no se atrevió a hacer nunca su padre, que es abandonar A Coruña. 

Él ha estado en el Depor toda la vida y encantado, pero esa sensación de haberte ido a otro equipo, probar otras cosas, siempre te queda, pero él no se arrepiente para nada. En el Depor estuvo siempre feliz.

¿Familiarmente cómo se llevó que todos tuvieran que mudarse con usted? 

Tengo dos hermanas y nos adaptamos bastante rápido a Barcelona. Mi madre y mi padre, igual. La verdad es que aquí se vive muy bien. Nos mudamos a Sant Cugat y allí la vida familiar, cuando tienes 11 o 12 años, es espectacular. De hecho, mi padre siempre dice que, claro, ahora está trabajando en el Depor, pero que cuando lo deje le encantaría vivir aquí.

"Me gusta mucho hablar de táctica, con Busi lo hago mucho porque sabe un montón. Será seguro entrenador"

decoration

¿Y nunca se planteó vivir en la Masia?

Es que ya de primeras mis padres quisieron venirse conmigo, y yo lo agradecí. Para un chaval de 11 años es duro irse solo y no ver a tu familia en meses.

Hablemos un poco de fútbol. Llegó siendo un ‘10’, luego se le retrasó a la posición de ‘6’ y ahora juega más como interior. ¿Cómo lleva estos cambios?

Creo que eso es bueno, poder jugar en distintas posiciones, pero sí, cuando jugaba en A Coruña, jugaba de interior y luego en las categorías inferiores, hasta el juvenil A, ocupé la demarcación de pivote casi siempre. Y ahora de interior, algún rato de ‘6’, pero yo me siento cómodo en las dos posiciones. Me gusta también jugar arriba.

¿Pero ninguna de las dos le complace más?

El año pasado sí que me sentía más cómodo de pivote, porque los mejores partidos los hice ahí, pero este año, que estoy jugando mucho más de interior y llegando más al área, y espero que pronto llegue el primer gol, que se me está resistiendo, estoy muy cómodo ahí también. No sabría decir. Dependen de las sensaciones y de cómo vaya jugando. Al final me siento más cómodo donde juegue mejor.

Nico González. Joan Cortadellas

Llegó un momento en su crecimiento que experimentó un gran cambio físico. Creció de golpe 20 centímetros. ¿Afectó a su manera de jugar? 

Hubo un verano que me preguntaban: ‘oye, ¿qué tomaste en Galicia?’ (risas). Cuando eres joven y creces tanto, si tu cuerpo no está adaptado a la nueva altura, te vuelves mucho más lento, menos ágil. Es complicado a esas edades porque igual ves a chavales que no destacan tanto porque no están adaptados a su cuerpo. A mí me costó también. Estos dos últimos dos años he crecido muchísimo físicamente.

Hablando de estos últimos años, parece que tuvo ofertas para irse, como del Manchester City. En cambio, decidió quedarse. ¿Por qué? 

En esa época mi padre trabajaba en el City. Se habló mucho de si me iba a ir allí o no, pero al final no tuve nunca ninguna duda de que me iba a quedar aquí, porque jamás he querido irme.

Cuéntenos las sensaciones que tuvo cuando Koeman le dio la oportunidad de jugar. 

En ese momento, en ese primer partido de Liga, contra la Real Sociedad, la sensación fue… Uf! Esta semana, que no ha habido partido y no he podido jugar, explicaba que he echado de menos esa sensación de un partido. Ahora, cuando juego, tengo una adrenalina que es espectacular. Incluso la presión, la disfruto. Me encanta esa sensación. El primer día no estaba nervioso pero el cuerpo me iba a mil por hora. Y cuando salí al campo ya me fui relajando, aunque en los primeros balones estaba algo tenso. Lo disfruté mucho.

¿Estaba alertado de que podía jugar? 

Pensé que al ser el primer partido no jugaría. Ni salí a calentar en el descanso. Pero resulta que calenté muy poco y salí muy rápido, todo fue muy deprisa. Ni me lo imaginaba. En el minuto 70 y pico me mandó calentar y diez minutos después salí a jugar. No me había alertado durante la semana ni nada.

"Subir al primer equipo y encontrar a 7 o 8 amigos de antes lo hace todo más fácil. Ansu no lo tuvo y le costó más relacionarse"

decoration

Ahora su entrenador es Xavi, un centrocampista como usted. ¿Le ha enseñado ya cosas? 

Apenas llevo dos entrenamientos con él, pero ostia, es que es Xavi. Cuando ha hablado conmigo, porque está hablando con todos, es muy cercano. Al final de los entrenamientos viene y te dice qué quiere de ti. Nos ayuda muchísimo y es espectacular.

¿Es un trato muy individualizado? 

Sí. Sobre todo en el centro del campo insiste en muchos aspectos que cree que tenemos que mejorar. Una de las cosas que siempre decían de él es que giraba la cabeza y miraba constantemente, y es lo que nos insiste en ejercicios de entrenamiento.

Nico González. Joan Cortadellas

¿Qué más le ha pedido aparte de mirar? 

Sobre todo pide mucho compromiso, mucha intensidad en presión tras pérdida... Todas estas cosas que al final son la base del fútbol del Barça y que en los años en que más se ha triunfado han sido fundamentales. Eso es lo que nos está intentando transmitir.

Conceptos que ya tiene viniendo de la base, ¿no? 

Llegas al primer equipo y juegas a lo mismo que hace nueve años, que son los que llevo yo en el club. Eso es de agradecer.

Usted ya ha jugado derbis. 

En cadetes e infantiles este partido era el partido del año. Se notaba mucho más presión que en los demás. La gente de la casa le damos más importancia. Es muy bonito jugar un derbi.

Si estuviera Koeman todos daríamos por hecho que sería titular. Ahora con Xavi es una incógnita. 

Acaba de llegar y todos empezamos de cero. Y no se sabe nada. Yo creo que es un entrenador con muchísimo criterio y hará lo lo mejor para el equipo.

""Xavi es muy cercano y nos ayuda muchísimo, es espectacular"

decoration

¿Cómo describiría la experiencia de jugar en el Camp Nou? 

La primera vez que entré en el estadio antes de cambiarnos en el primer partido me di cuenta de que es súper alto, una pasada, y que impone muchísimo, pero cuando empiezas a jugar apenas te enteras. Pensaba que el ruido impondría mucho más, pero la verdad es que te aíslas.

Cabe imaginar que al subir al primer equipo junto a Gavi y Eric, habiendo otros jóvenes como Pedri y Ansu Fati, hará que se sienta más acompañado. 

Totalmente. Y permite integrarte mucho mejor y más pronto. Esto lo he hablado con Ansu, que subió y no había tanto joven y le costaba más relacionarse. Subir y encontrar a siete u ocho amigos de antes hace que sea todo más fácil.

¿Qué futuro le ve a su hornada, a la que el club ha denominado Dream Teen, una etiqueta que no sé si le gusta? 

A veces lo decimos de broma en el vestuario y la verdad es que sí que me gusta. Ojalá podamos coger un poco el relevo de la hornada de antes: de Messi, Xavi, Iniesta, Piqué, Busi, Alba... Toda esta generación que ganó tantos títulos. Al menos acercarnos un poco a lo que consiguieron, que ya es muy complicado. Ojalá, ojalá...

Nico González, en el vestuario del Barça.

¿Y haber empezado en un Barça alicaído lo ve como mala suerte o como una oportunidad? 

Sí que la situación es más complicada que otros años, pero tampoco hay que dramatizar. Todavía queda mucha liga y ahora con Xavi tiraremos para arriba, el equipo está convencido de que tiraremos para arriba y acabaremos compitiendo por la Liga seguro. Y ahora en Champions tenemos una ocasión muy buena.

¿Cuál era su ídolo de pequeño como centrocampista? 

Iniesta. Siempre lo tuve a él como ídolo.

Y ahora que no es tan niño, ¿en quién se fija? 

De Jong es mi interior preferido. Sin duda. Y Busi es el mejor pivote que he visto en mi vida de largo. Yo que he jugado mucho de pivote, hacerlo fácil como él es muy complicado.

Por cierto, dicen que tenía un coeficiente intelectual muy alto y que le saltaron de curso. 

Me pasaron de primero a tercero de ESO directamente en el Europa de Sant Cugat. Se me daban bien los estudios.

¿Y? 

Hice bachillerato, la selectividad y luego el primer año de carrera en ADE pero ahora no tengo tiempo y lo he dejado. A este nivel, sinceramente, es muy complicado compaginar el fútbol y los estudios. Porque hay semanas que no tienes tiempo de nada. La última semana que competimos el lunes fuimos a Kiev y el viernes ya te vas a Vigo. Hay poco tiempo, de verdad.

Mingueza, Nico, Balde y Eric García. EFE

"Vine con 11 años y me adapté rápido. Mis padres y mis dos hermanas también. En Barcelona se vive muy bien"

decoration

¿Qué le interesa aparte del fútbol? 

Siempre he dicho que estudiaba porque me gustaba estudiar y tenía tiempo. Pero cuando deje de jugar me gustaría seguir ligado al fútbol, como entrenador o lo que sea. Mi vida es el fútbol y todo gira en torno a esto.

O sea, se ve haciendo de Xavi dentro de 20 años. 

Ojalá pueda tener una oportunidad en el primer equipo como entrenador dentro de 20 años. Me gusta hablar de táctica, lo hago mucho con Busi, para entender más, porque él sabe un montón. Es un futuro entrenador. Seguro. Siempre he sido de los que ha ido preguntando a mis entrenadores. Pero bueno, me quedan aún 20 años jugando si llego a la edad de Dani Alves (risas).

Compartir el artículo

stats