Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La despedida

Baleares regresa de Tokio con tres medallas y siete diplomas

Marcus Cooper en K4 500, Joan Cardona en Finn y Marco Asensio y Rafa Mir con la selección de fútbol se cuelgan las preseas en los Juegos Olímpicos - Igualan en metales con Barcelona 92 y Londres 2012, pero se quedan a una de Pekín 2008 y Río 2016

Baleares regresa de Tokio con tres medallas y siete diplomas

Tres medallas y siete diplomas. Ese ha sido el bagaje de la armada balear en Tokio. Unos resultados en los que ha habido sorpresas y alguna que otra decepción. Marcus Cooper con una plata en K4 500, Marco Asensio y Rafa Mir con otra presea del mismo color con la selección de fútbol y Joan Cardona con su bronce en la clase Finn han sido los grandes triunfadores, pero Balears también ha vibrado con las pedaladas de Mavi García en la prueba de ciclismo en ruta, las brazadas de Hugo González en los 100 espalda o las ‘zancadas’ de Marc Tur durante la exigente prueba de los 50 kilómetros marcha.

Con estos resultados las Balears igualan con tres medallas las preseas conseguidas en Barcelona 92 (Maite Palacios, Jordi Calafat y Paco Soler y Gabriel Vidal en fútbol) y Londres 2012 (Marga Crespí, Brigit Yagüe y el baloncesto masculino representado por Rudy y Sergi Llull), pero se quedan una por debajo de las cuatro sumadas en Pekín 2008 (Rudy Fernández, Nadal, Toni Tauler y Joan Llaneras) y Río 2016 (baloncesto masculino, femenino, Nadal y Marcus Cooper).

La armada balear se estrenó en Tokio el 24 de julio con el debut de Nicolau Mir en unos Juegos, quien cerró su participación en el concurso por equipos de gimnasia artística en la duodécima posición, una plaza que dejó al combinado español masculino sin la final. El siguiente en salir a la palestra fue Joan Lluís Pons. El nadador solleric destrozó el récord de España de los 400 estilos con un extraordinario 4:12.67, el mejor crono de su carrera, pero no fue suficiente para meterse en su segunda final olímpica.

El 25 de julio fue Mavi García la que reunió a todos los aficionados al ciclismo frente a los televisores. La mallorquina rozó el diploma en la prueba en ruta y se mantuvo en la lucha por las medallas hasta los últimos kilómetros. En la prueba de crotrarreloj la palmesana se desfondó y acabó muy lejos de las mejores, con un tiempo de 34:39.46, alejada de las buenas sensaciones de otras ocasiones. Ese mismo día fue también el turno de Mario Mola. El triatleta mallorquín fue el mejor español al acabar en décima posición la prueba celebrada en el Parque Marino de Odaiba. Pese a que la intención del de Calvià era luchar por las medallas, el esfuerzo realizado en el sector de bicicleta pasó factura a Mola, quien en carrera no pudo remontar y se quedó sin diploma. Esa misma posición la calcó en la prueba de relevo mixto.

El fútbol arrancó también en la segunda jornada con la participación de Marco Asensio y Rafa Mir, quienes durante el transcurso de la competición tuvieron un papel trascendental. Asensio anotó el tanto de la victoria ante Japón en las semifinales y Mir deslumbró en el partido de cuartos con un triplete. El combinado nacional cayó en la final ante Brasil y se colgó la medalla de plata.

Hugo González sorprendió en la prueba de los 100 espalda, llegando a la final y consiguiendo un diploma olímpico, sin embargo, el mallorquín no pudo pasar de las semifinales en su prueba fetiche, los 200 estilos. González acabó sexto en la segunda tanda, sin estar nunca en los parciales que le auguraban entre los ocho mejores.

Balears vibró con las pedaladas de Mavi García en la prueba de ruta y el esfuerzo de Marc Tur en los 50 kilómetros marcha

decoration

El 26 de julio arrancó la participación de las selecciones de baloncesto masculina y femenina, con cuatro representantes de las islas: Rudy Fernández, Álex Abrines, Sergi Llull y Alba Torrens. La generación de Pau Gasol se despidió de los Juegos en los cuartos de final al caer ante Estados Unidos por 95-81. Las de Lucas Mondelo también se quedaron a las puertas de las semis al hincar la rodilla ante Francia (64-67). Al combinado nacional femenino le pasó factura su mala fortuna en los instantes finales del encuentro.

Los regatistas de Balears iniciaron su participación en los Juegos el 27 de julio. El menorquín Joan Cardona, del Real Club Náutico de Palma, consiguió la primera medalla olímpica para la delegación balear en las aguas de Enoshima. El regatista de 23 años terminó tercero en la categoría Finn tras firmar una gran remontada en la jornada de la Medal Race. A las puertas del podio se quedó Paula Barceló, junto a su compañera Támara Echegoyen. La balear y la gallega sufrieron el poco viento de la jornada por las medallas y terminaron cuartas a un solo punto del bronce.

La armada balear cerro su participación en los Juegos con la plata lograda por Marcus Cooper. El palista mallorquín logró su segunda medalla olímpica tras subirse al segundo escalón del podio en el K4 500. El cuarteto formado por Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Rodrigo Germade y Cooper se colgó este sábado la medalla, aunque no pudo cumplir con el objetivo del oro, que le arrebató Alemania en una ajustada final.

Las 17 medallas de España en los Juegos Olímpicos José Luis Roca

Por su parte, el regatista de Formentera Mateo Sanz, que compite para Suiza, ascendió en la Medal Race hasta la octava posición de la clase RS:X y se adjudicó un diploma en su primera participación en unos Juegos. Peor suerte tuvo Silvia Mas. La catalana del Nàutic s’Arenal y su compañera Patricia Cantero no pudieron clasificarse para la final en 470 femenino al no encontrar su sitio en su primera participación olímpica y se despidieron de Tokio con una undécima posición.

El atletismo balear inauguró su participación en Tokio con Natalia Romero. La atleta jienense se clasificó para las semifinales de los 800 metros con un tiempo de 2:01.16 -plusmarca personal y récord de Balears de la distancia-. Romero cayó eliminada en la siguiente ronda con una marca de 2:01.52. Por su parte, el ibicenco Marc Tur terminó cuarto la prueba de 50 kilómetros marcha tras una tremenda actuación en Sapporo ante los favoritos, en la que vio escaparse el podio a 200 metros de la meta.

Tokio acogió también el debut del skater Jaime Mateu. El mallorquín no pudo meterse en la final, en categoría ‘park’, tras concluir décimo en las preliminares. Tampoco fueron las Olimpiadas de Albert Torres. El ciclista menorquín finalizó en la décima posición en la modalidad de Ómnium, pero sí consiguió traerse un diploma a casa, tras acabar sexto en Madison.

Compartir el artículo

stats