Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sybilla: «Mallorca es el refugio de mi doble vida, donde formo parte de una comunidad»

La retrospectiva ‘El hilo invisible’, organizada por la Comunidad de Madrid como homenaje a la diseñadora, repasa su trayectoria desde sus inicios con La Movida hasta su triunfo mundial

Sybilla en su taller. SYBILLA

Sus grandes obras, las más representativas, joyas de la moda española e internacional, se exponen desde el martes y hasta el 15 de enero de 2023 en la Sala Canal de Isabel II de Madrid. Al acto asistieron todos sus amigos incluida Bibiana Fernández, el fotógrafo Alberto Garcia-Alix, la cantante Christina Rosenvinge o la actriz Macarena Gómez, entre otros. Una fiesta de celebración en un espacio de la calle Noviciado, reunía su colección de novias y fue el colofón del gran evento.

«La muestra es la primera retrospectiva grande dedicada íntegramente a la diseñadora de moda más relevante de España. Se incluye un guiño a su diseño España, uno de los más icónicos, porque une distintas piezas de un vestido con tejido de nailon y parece que está pegado sobre la piel», señala Laura Cerrato, comisaria de la exposición.

Sybilla estaba radiante, y a pesar de su reticencia a conceder entrevistas, tuvo la amabilidad de contestar a algunas preguntas para Diario de Mallorca. «Durante muchos años he tenido una doble vida, por un lado la moda y por otro lado proyectos en Mallorca de agricultura, de educación, la escuela de sostenibilidad y dedicarme a promover ideas que creo que podrían ayudar de alguna manera. Al perder el control sobre las marcas, creamos la fundación FFF, quise dedicarme al otro lado de la moda, quién lo hace, cómo se hace, cuál es la historia detrás de los materiales y entender si sería posible crear prendas y objetos que dejaran ‘bendiciones’ detrás. Bonitas historias que tuvieran un impacto positivo. La moda es hoy un negocio inmenso a nivel mundial, millones de personas trabajan en ella, podría ser un gran transformador social, sin embargo es a menudo un elemento de explotación. Hay tanto que mejorar y la moda podría ser un gran instrumento para conseguirlo. Por ello, Mallorca ha sido un lugar fundamental para mí. Ha sido mi refugio y donde cargo las pilas desde hace años y donde formo parte de una comunidad que de alguna manera de sentido a mi vida», explica la diseñadora.

Algunas imágenes de la exposición retrospectiva sobre su trabajo ‘El hilo invisible’, inaugurada esta semana en la Sala Canal de Isabel II de Madrid. Sergio Pérez

La exposición estructurada en 5 plantas, reúne sus 40 años de trayectoria y se distribuye en cinco secciones: El hilo que hilvana, El hilo que urde, El hilo que trama, El hilo del tiempo y Un hilo de voz. A través de ellas el visitante se sumerge en el mundo de Sybilla, desde sus inicios, sus diferentes etapas creativas, sus referencias. En la última planta, la proyección de un vídeo íntimo que ahonda en su universo creativo. Alrededor de 80 conjuntos de indumentaria y otros 80 documentales ayudan a entender y contextualizar el universo creativo de Sybilla. Se complementa con catálogos, artículos de prensa, y fotografías de sus diseños y campañas, realizadas por colaboradores tan importantes y cercanos a la diseñadora como Ouka Leele, Miguel Oriola, Javier Valhonrat, Juan de la Fuente, Juan Gatti, Julio Limia y Félix Valiente.

«No hay relanzamiento de la marca por ahora. La exposición se trata más de una mirada al pasado y pronto empezará a funcionar un pequeño taller de ropa a medida y trajes de novia en unos meses», señala. Y añade: «El que se haya hecho esta exposición, me ha obligado a intentar analizar y racionalizar mis procesos de trabajo a través de los años, entenderlos y encontrar un hilo conductor».

Sin embargo, la diseñadora no descarta abrirse después al diseño de artículos para el hogar, faceta que ya experimentó a finales de la década de los 80 y hasta incluso con prendas de ropa íntima.

Los diseños de esta creadora, la más importante desde Balenciaga, son únicos. Trajes que danzan de manera suave y discreta, como ella, de una elegancia clásica, atemporales, minimalistas con un tanto de surrealismo arquitectónico.

Algunas imágenes de la exposición retrospectiva sobre su trabajo ‘El hilo invisible’, inaugurada esta semana en la Sala Canal de Isabel II de Madrid. Sergio Pérez

«Siempre he intentado mostrar lo justo, contar lo imprescindible. La retrospectiva es como desnudarse y compartir lo vivido durante todo este tiempo. Un desafío tras otro. Más corazón que cabeza. Que lo tremendamente elaborado parezca absolutamente simple, uniendo la técnica al sentimiento. Intento hacer ropa que nutra, que dé fuerza y alegría, que realmente sirva, que merezca la pena. De hecho los proyectos de Mallorca, ya sean de agricultura, educación, de transformación personal o sostenibilidad me han servido para poder ver cambios a pequeña escala que me llenan de esperanza. Soy inquieta y curiosa, busco otra manera de hacer las cosas, no solo en ropa. Busco cosas que funcionen y hagan la vida mejor. Durante los últimos 15 años, a través de Poc a Poc, un grupo de amigos que trabaja para convertir utopías en realidades, hemos traído a personas inspiradoras a la isla a compartir sus ideas y a dejar sus semillas. Muchas de ellas han florecido en proyectos sorprendentes. Recuerdo de pequeña, llegar cada verano a España y sentirme libre, jugar con los niños del pueblo, correr entre higueras y limoneros, coger fruta de los árboles, jugar con los animales en el pajar. Era un contraste muy fuerte y creo que eso me ha marcado mucho. El pueblo donde vivo ahora en Mallorca, y mi vida allí, conecta directamente con esas sensaciones de niña», relata Sybilla en exclusiva para este diario.

De su brillante carrera, cabe destacar su compromiso con la sostenibilidad, un valor que ha estado presente desde el inicio de su carrera, en un momento en el que muy pocos nombres dentro de la industria hacían una reflexión sobre el tema. A Sybilla, pionera del ecologismo y siempre en vanguardia, se le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el Premio Nacional de Moda.

Compartir el artículo

stats