Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maribel Escalas Ruiz: «Hay una proliferación de personajes infantiles perversos en el cine de terror»

Maribel Escalas Ruiz analiza en su tesis doctoral la representación de la infancia en las películas 'new horror' y su relación con los nuevos modelos de familia

Maribel Escalas Ruiz defendió su tesis doctoral el pasado mes. A. COSTA/UIB

La investigadora Maribel Escalas Ruiz ha analizado durante más de cuatro años películas de terror producidas entre 2007 y 2020 para su tesis doctoral La identidad infantil en el New Horror audiovisual y la tríada IFH/M (Infancia-Familia-Horror/Mal), que ha defendido recientemente en la UIB. De este estudio, la doctora en Filología y Filosofía concluye, entre otras cuestiones, que existe «una proliferación de los personajes infantiles perversos», cuyo origen se sitúa décadas atrás, al mismo tiempo que se nos presentan nuevos modelos de familia y se cuestiona la maternidad y el concepto de mujer.

El Orfanato (2007), de Juan Antonio Bayona, Mamá (2013), de Andrés Muschietti y Babadook (2014), de Jennifer Kent, son las tres principales películas analizadas por Escalas Ruiz en el corpus de su tesis, aunque ha trabajado con un total de 13 filmes e incluye referencias a más de 30 títulos, algunos de ellos clásicos del género de terror, al que es aficionada desde hace años. Afirma que Babadook y Mamá son las dos películas que más le han impactado, de este new horror que juega con emociones complejas y que surgió a partir del 11-S.

En su tesis, la investigadora ha clasificado tres tipos de personajes infantiles: los niños víctimas de la tríada IFH/M y el terror maternofilial; los niños criminales y psicópatas; y, en tercer lugar, los niños médium. Es decir, son generadores o receptores del mal, ahonda la autora del estudio.

Los niños perversos, los que ejercen el mal, «chocan» con el ideal de «bondad» al que se ha asociado siempre la infancia, por lo que causan un mayor impacto en el público, señala Escalas Ruiz, quien remarca que este tipo de cine «juega con las expectativas del espectador».

Esos personajes de niños perversos vivieron su auge en los años 70, cuando predominaban «narrativas antiCristo» y se estrenaron películas como La semilla del diablo o La profecía. «Había una teoría que decía que la obsesión de las madres por quedarse embarazadas afectaba al feto, es una teoría totalmente desbancada pero de la que se nutrió el cine», explica la investigadora. Sobre estos personajes malvados, Maribel Escalas menciona que The bad seed, en 1956, con el papel de Rhoda Penmark, supuso todo un precedente, filme que en 2018 se versionó y del que este año se estrena una precuela.

Escenas de ‘Mamá’, ‘El Orfanato’ y ‘Babadook’, exponentes del ‘new horror’.

De las películas analizadas en su tesis, dirigida por la doctora en Filología Hispánica de la UIB Patricia Trapero, «prácticamente todos los personajes infantiles se sitúan en familias no normativas» y "en muchos casos el terror se genera en la figura del padre ausente o en la muerte de la madre». El hogar, además, se convierte en un personaje más como locus corruptus.

Si en las películas de los 70 se presentaba un modelo familiar de padre y madre con hijos, con papeles tradicionales, «a lo largo de los años, y a partir de los 2000, el concepto de familia se va rompiendo. Cada vez más la figura del padre pierde su autoridad, que histórica y culturalmente era muy preponderante, y la figura de la madre y el hijo acaban siendo el binomio en el que se genera realmente el terror. Y la madre, en muchos casos, acaba asumiendo el rol que antes tenía el padre, además del suyo», comenta de la evolución del cine de terror.

«Hay un nuevo concepto de maternidad en la que se cuestiona si realmente esta madre es una mala madre o realmente está haciendo todo lo que puede, asumiendo muchos roles», añade la investigadora.

Pese a que son películas en las que impera el terror psicológico y en las que los protagonistas no suelen salir bien parados, Escalas Ruiz considera positivo «que se muestre que existen otros tipos de familias» y cómo algunos personajes pueden gestionar sus emociones y traumas.

Compartir el artículo

stats