Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Gómez, medalla al mérito Cultura de la Real Liga Naval española

El experto mallorquín en patrimonio marítimo recibe este jueves la distinción en Ses Voltes

Manolo Gómez. |

Este jueves por la tarde, a las 19 horas, la sede palmesana del Museu Marítim de Mallorca, en Ses Voltes, será el escenario en el que se impondrá una de las distinciones más prestigiosas relacionadas con el patrimonio marítimo español al experto mallorquín Manolo Gómez. Se trata de la medalla al mérito Cultura de la Real Liga Naval española, una asociación sin ánimo de lucro, titulada de utilidad pública, que integra a la Marina de Pesca, la Mercante, la Deportiva y la Armada y cuya finalidad última es la defensa de los intereses marítimos españoles. La Liga marítima nació en 1969, aunque como continuación de la Liga Marítima que nació en 1900 y cuyo primer presidente fue el también mallorquín Antoni Maura.

A través de esta asociación se han organizado foros de debate sobre el presente del sector marítimo, así como congresos que inciden en la necesidad de conservar el patrimonio relacionado con el mar, que es mucho y no siempre en buen estado de conservación.

Es, en este capítulo relacionado con el patrimonio, que la Liga Naval ha decidido conceder esa medalla a Manolo Gómez, sin duda el mayor experto mallorquín en la defensa y catalogación de todos los elementos que entran en juego cuando hablamos del mar: barcas, documentos, bibliografía, archivos, aparatos tecnológicos en desuso…

Manolo Gómez se inició en el mundo de la conservación patrimonial en 1975, teniendo como mentor a Xavier Pastor Quijada, el que fuera fundador de la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Mallorca, de la que Gómez es actualmente presidente. Primero lo hizo como modelista histórico, para seguir después en todo lo relacionado con la cultura del mar.

Gómez ha investigado, catalogado e incluso ayudado a reparar buena cantidad de embarcaciones tradicionales de Baleares y actualmente su trabajo en este campo se centra en la realización y estudio del inventario de más de cuatro mil embarcaciones de diferentes tipologías existentes en Mallorca. De hecho, sus informes al respecto fueron decisivos a la hora de conseguir el Museu de la Mar de Sóller, inventariando las piezas existentes e informando sobre su estado de conservación.  

Manolo Gómez ha participado como ponente en múltiples foros y congresos, siempre como defensor de un patrimonio que, si no se actúa con firmeza, acabará despareciendo. De hecho, una de sus constantes denuncias se centra en la necesidad de recuperar las conocidas Barcas de Bou, de las que quedan muy pocas unidades.

En un foro realizado hace unos años en el Club Diario de Mallorca, Gómez expuso la dramática situación que está viviendo nuestro patrimonio marítimo y pidió la creación de un Museo Marítimo, cosa que, después de diversos intentos, se ha conseguido, ya que el Consell de Mallorca tomó las riendas para que fuera una realidad.   

Junto a Xavier Pastor, Manolo Gómez ha participado en la realización de algunas exposiciones, como las dos que se realizaron en Sa Llotja de Palma sobre Arte del Mar y otra sobre modelos navales en Cala Nova. 

Compartir el artículo

stats