Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abel Folk reflexiona sobre el 1-O en ‘Alguns dies d’ahir’

«Este tipo de teatro que habla de algo que todos hemos vivido, de lo que experimentamos como sociedad, no ocurre a menudo», señala

Abel Folk, de pie, en un momento de ‘Alguns dies d’ahir’. |

El actor Abel Folk se subirá este domingo (18 horas) a las tablas del Teatre Principal de Palma para representar Alguns dies d’ahir, del aclamado autor Jordi Casanovas, que ha llevado a escena algunos de los casos judiciales más comentados en obras como Ruz-Bárcenas y Jauría —basada en la manada—, un montaje que revisa la realidad catalana en torno al 1-O de 2017.

«Alguns dies d’ahir es una reflexión sobre lo que ocurrió en otoño de 2017 en Cataluña y sus consecuencias en el entorno de una familia que vive en una pequeña ciudad del país pero no es una función que quiera dar respuestas. Son cuatro sus miembros y no todos piensan igual. Los hechos irán decidiendo su relación privada», señala Folk.

El texto de Casanovas recurre a la «honestidad y objetividad», en palabras de Folk, para recordar lo ocurrido en aquellos días de octubre, en los que se pasó de la sensación de victoria por colocar unas urnas, al miedo, a una declaración de independencia exprés en el Parlament y a la huida a Bélgica del presidente que lideró el procés.

«El de Alguns dies d’ahir es un tipo de teatro que habla de algo que todos hemos vivido, sobre lo que hemos experimentado como sociedad, y eso no ocurre a menudo. Lo que contamos se mezcla con la vivencia personal del espectador, para acabar siendo la obra final, diferente para cada espectador. Según el público, un día puede parecer una comedia y otros, un doloroso drama», añade.

Folk encarna a uno de los cuatro protagonistas, Jaume, «un personaje lejos de mi forma de ser», confiesa, «un tío muy apasionado, a veces inconsciente, que se lanza a muerte y es capaz de arriesgar cualquier cosa por lograr un objetivo».

Jaume y sus familiares ofrecerán puntos de vista y posicionamientos muy diferentes pero «la familia no está dispuesta a romperse por culpa de esa cosa que se ha instalado en la vida del país. Si lo más importante es la convivencia, en la sociedad, la forma de mantenerla, de conservarla, pasa por escuchar con atención y por el deseo de comprensión», sostiene.

Con esta obra, Folk ha regresado al teatro tras años entregado a la televisión y el cine, medio para el que trabajó en Vicky Cristina Barcelona, película de Woody Allen. «No hice una película con Woody Allen, solo rodé un día con él. La experiencia fue muy corta, muy pequeña, pero soy muy mitómano y estuve contento de conocerle y saludarle», aclara.

Con quienes sí ha compartido mucho tiempo y vivencias ha sido con John Malkovich y Pierce Brosnan, a quien ha doblado en cerca de 40 películas. «Me encanta doblarle y me cae muy bien. Es una persona muy cercana y tranquila», comenta.

Compartir el artículo

stats