Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barceló diseña una cueva marina para la Fundación Carmignac

El Museo Picasso de Málaga proyecta un documental sobre la relación del artista mallorquín con el entorno marino

5

Barceló diseña una cueva marina para la Fundación Carmignac SEA ART MOVIES

El Museo Picasso de Málaga proyecta estos días el documental Sea Art. Miquel Barceló coincidiendo con la exposición Miquel Barceló. Metamorfosis. Ha sido filmado por la documentalista francesa Maud Baignères, que también ha rodado con otras personalidades. Se trata de un cortometraje de 22 minutos en el que se plasma la relación del artista con el entorno marino. Además, el pintor cuenta que «Maud y su equipo me han filmado en lugares donde nadie lo había hecho», recoge La Vanguardia. (vea aquí la galería).

Barceló explica que sus sitios preferidos en este mundo son «mi taller y unas cuevas submarinas cercanas», a las que acude cada día a bucear porque le genera «equilibrio íntimo». Como revela el mallorquín, las constantes de su vida son «la pintura y el mar».

El artista asegura que estas dos palabras han sido siempre sinónimas para él. En el filme confiesa que durante sus veraneos en la localidad de Portocolom cuando era pequeño aprendió a nadar «al mismo tiempo que a andar». Esto le marcó de por vida y ha influido directamente en su forma de trabajar y concebir las obras de arte: «A veces mis pinturas son como agua que fluye, como sal que deja un rastro al evaporarse. La acuarela también es algo muy líquido, que al volatilizarse deja una huella».

El mallorquín se sincera en el metraje y relata uno de los momentos más trascendentales en su vida que le marcaron personal y artísticamente: su implicación en la ocupación de sa Dragonera, sucedida en 1977. Tenía como objetivo salvaguardar la isla y confiesa que estuvo varios días allí: «Iba a pescar para alimentarme. Volví casi anémico».

Compartir el artículo

stats