Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Niña Pastori: "Las músicas de raíz perduran en el tiempo y conectan con la gente"

La cantante gaditana actuará el próximo día 21 en Palma, en Son Fusteret, en el marco del ciclo Cultura es Vida

Niña Pastori.

Niña Pastori está de celebración este año: cumple 25 años de trayectoria artística. Motivo por el que ha impulsado una gira muy especial que recalará este mes en Mallorca. 

25 años de carrera profesional. ¿Qué piensa al mirar atrás?

Muchas cosas y la mayoría positivas, un cuarto de siglo da para mucho. Pero veo que he llegado aquí con esfuerzo, trabajando mucho y a la vez disfrutando, pues me encanta lo que hago. Nada es fácil, mantenerse estable requiere constancia. Sí, cuando miro hacia atrás puedo decir que me siento orgullosa. 

¿Qué nos encontraremos en el concierto del día 21 en Mallorca?

Pues un repaso por todo lo que he hecho musicalmente, con algunos cambios en algunos temas más antiguos, pues hay que actualizar las versiones, pero en el fondo la gente se encontrará con mis grandes éxitos. Espero no defraudar. También lo más reciente, lo de los últimos años, tendrá su espacio.  

Desde los cuatro años lleva subida a un escenario. ¿Qué queda de aquella niña de hace cuarenta años?

Quedan cosas, y muchas, pues pienso que hay elementos vitales que viajan siempre con nosotros y configuran nuestra forma de ser. Ahora bien, sigo ilusionada, con ganas y energías para ahondar y aprender. Los años y la experiencia están ahí para algo, sería absurdo pensar que nada ha cambiado, aunque nunca dejo de ahondar en mi trabajo y seguir trabajando.

¿Qué hay de Rosa García García en Niña Pastori?

 (Sonríe) Hay mucho, en el fondo son la misma persona. La verdad es que María es más tímida, más directa también y Niña es más extrovertida, tiene más impulso. No soy dos personas, pero al bajar del escenario Niña se convierte en María y desconecto, me vuelvo más familiar, más de los míos.  

¿Qué representaron artistas como Camarón o Alejandro Sanz?

Mucho, son muy grandes. Camarón es el mayor artista que ha dado el flamenco. Y Alejandro Sanz es una guía para los que le hemos seguido, pues tiene una carrera impecable y artísticamente, sus canciones nos marcan.  

¿Quiénes son sus referentes?

Camarón, sin duda, lo he escuchado y admirado desde que era una niña. También Paco de Lucía. Ellos dos son referentes para mí. Pero también admiro a muchos otros, y de otras vertientes musicales como la música latina. Aunque vengo del flamenco me gustan todos los estilos.

Fue jurado en la Voz Kids y usted misma ganó un concurso de cante en su ciudad natal, San Fernando. ¿Qué opina de esos tipos de concursos para jóvenes talentos? 

Cuando yo gané aquel concurso eran otros tiempos. La televisión no tenía el auge y la importancia de ahora. Ser jurado me ha dado la oportunidad de escuchar voces que, de seguir por el buen camino del estudio y el hacer bien las cosas, podrán llegar a ser artistas importantes. Porque no basta tener talento, lo importante es tener una familia y unos profesores que te hagan mantener los pies en la tierra. Lo importante es saber crecer y madurar, ganar no es el final. Ha pasado con otros cantantes que no han sabido seguir un camino y han fracasado. De servir, esos concursos creo que sirven para dar oportunidades, pero lo interesante es que, una vez dados a conocer, esos chicos deben seguir esforzándose para avanzar. Si no es así, los premios no sirven para nada. Y esto también sirve para los que somos profesionales. Ganar cuatro Grammy ha sido importante para mí, pero no podía dormirme en los laureles y quedarme con eso. 

Hablando de los Grammy. ¿Qué representan en su carrera?

Saber que además del cariño del público tienes el reconocimiento de los compañeros de profesión te satisface. Me sentí muy feliz, no imaginaba que pudiera llegar ese momento. Fue un orgullo.

Ha sido muy prolífica a la hora de sacar discos.  

Grabo discos, primero porque hay que ofrecer nuevo repertorio, pero también por mí misma, ya que necesito hacer cosas nuevas, seguir probando ideas. En casa, con mi marido y una guitarra, constantemente probamos y creamos, forma parte de la profesión y de mi manera de entenderla. 

¿En qué momento profesional se encuentra?

Para mí es de los mejores. Llevo años trabajando y sigo con la ilusión y las ganas de hacer lo mismo y mejorar. La madurez es buena si tienes claro donde quieres ir. Con mis hijas ya mayores puedo trabajar más y a gusto. Disfruto con los músicos, me siento con facultades y con bonita voz.

¿Prefiere cantar sus propios temas o los de otros?

Es muy diferente. En tus propias canciones cantas tus vivencias. En las de los demás no. Pero en este segundo caso lo que hago es hacérmelas mías. Cuando he cantado temas de Sabina o Serrat, los he sentido como míos y los convierto en parte de mí y los versiono a mi estilo. 

¿Qué representó estar en las listas de los discos más vendidos?

A todos nos emociona saber que gustamos, pues lo que queremos es que la gente disfrute y se identifique con nuestra música. Sacar un disco y ver que está en la lista es un disfrute. 

¿Qué tiene Niña Pastori que gusta a públicos tan diferentes?

De verdad no lo sé, pero lo veo en los conciertos, vienen gentes de edades diferentes y provenientes de culturas heterogéneas y con gustos musicales diversos, incluso. No viene solamente gente del flamenco. Los que me seguían hace veinticinco años siguen viniendo con hijos y nietos. Estoy orgullosa por ello, pero no sabría decir por qué pasa.

Hoy se incluye el flamenco en los festivales de jazz. ¿Le parece bien?

Por supuesto. Me gusta que el flamenco vaya a más. Y si esa combinación de estilos y fusiones hace que la gente se aproxime a una música concreta como es el flamenco, pues muy bien. Las músicas de raíz, y el flamenco lo es, perduran en el tiempo y conectan con la gente. Me da alegría.

 Ha cantado con Rosalía. ¿Qué opina de la internacionalización del flamenco?

Me parece bien, que se nos escuche en otros lugares, siempre es sano y bueno, y, si para ello debemos fusionar nuestra música con la de otros estilos, pues nada que decir. Eso hará que algunos de los que se acerquen por esa vía, luego se conviertan en amantes de nuestro arte.  

Compartir el artículo

stats