Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patricio Pron Escritor

«La brevedad del cuento nos libera de tomarnos demasiado en serio»

El escritor explica que la literatura es «el único ámbito en el que las cosas pueden ser verdaderas y falsas a la vez» y defiende que ninguna ficción puede pretender responder a las grandes preguntas acerca de la vida

Patricio Pron, escritor: "Quería tratar temas de cierto interés porque nadie estaba hablando de ello"

Patricio Pron, escritor: "Quería tratar temas de cierto interés porque nadie estaba hablando de ello" M. Mielniezuk

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Patricio Pron, escritor: "Quería tratar temas de cierto interés porque nadie estaba hablando de ello" Guillem Porcel

El escritor argentino Patricio Pron (Rosario, 1975) publica Trayéndolo todo de regreso a casa, una selección de relatos escritos durante 30 años en los que trata de reflejar una evolución temática y estilística. El autor, de habla pausada y reflexiva, explica que decidió incluir algunos relatos inéditos para elaborar un fresco general de sus etapas como escritor y deja clara la influencia que cuentistas como Borges o Bolaño han tenido en su vida.

Su nuevo libro, Trayéndolo todo de regreso a casa, reúne 30 años de relatos escritos en diferentes lugares y en diferentes épocas. ¿Qué encontrará el lector?

Esta es una selección de relatos que he escrito durante casi toda mi vida, al menos desde que empecé a escribir de forma consciente. Abarca textos de mi etapa como escritor nuevo hasta la actualidad. Además, incluye más de 10 relatos completamente inéditos, algunos de los cuales fueron escritos durante la pandemia. Tuve la sensación de que era necesario escribir sobre ciertos temas que tenían también cierto interés desde el punto de vista literario porque nadie estaba hablando de ello.

Ha elaborado una selección completa y personal de los textos más importantes. Incluso incluye Es el realismo, con el que ganó el Premio Juan Rulfo. ¿Qué ha cambiado?

Una respuesta simple y compleja a la vez sería que ha cambiado todo. Las condiciones en las que escribo no son las mismas, mis intereses han variado y mis lectores han evolucionado. Pasé de ser joven promesa a ser una triste realidad, que es la de proyecto de escritor. En esta trayectoria hay continuidades y similitudes obvias que dan cuenta del recorrido que he realizado.

¿Cree que todo está en este libro?

Si tuviera que responder a la pregunta de qué tipo de escritor te diría que soy lo que lees en este libro. Los primeros cuentos son muy distintos a los tardíos. Al principio era un joven escritor argentino que intentaba escribir bajo la sombra de los grandes maestros del cuento latinoamericano. Algunos están escritos en lugares distintos como Alemania o España. Los primeros textos casi no los pude corregir porque fueron escritos por una persona que ya no soy. Puede que no sean mis mejores relatos, pero creía que era interesante incluirlos por si existen lectores que quieran convertirse en escritores. Pueden encontrar en estos textos fallidos una motivación para seguir escribiendo.

El escritor Patricio Pron, ayer, en Palma. | MANU MIELNIEZUK

¿Ha encontrado sorpresas en esta nueva lectura de sus relatos?

Muchas. Tengo la sensación de que, en aquel momento, era consciente de que estaba escribiendo algo relevante o que lo sería para alguien. Es un convencimiento difícil de tener al inicio de tu carrera porque en realidad nadie está esperando nada de ti. Sabía que tenían entidad y existían al margen de mis limitaciones.

¿Existe diferencia entre el novelista y el cuentista?

En mi caso, sí que existen diferencias claras. No solo porque son géneros distintos, sino porque los relatos breves a menudo permiten una mayor libertad. La opinión extendida y aceptada, por otro lado, es que los cuentos tienen más exigencias que las novelas. Creo que estas limitaciones permiten que un escritor como yo se esfuerce más y redoble la apuesta.

¿Son más importantes las preguntas que las respuestas en sus relatos?

Sobre todo hay preguntas interesantes que yo me hago y algunas respuestas que yo no podría haber encontrado si no fuera al escribir. Hay una serie de intereses y procedimientos en estos relatos que no están presentes en los cuentos contemporáneos y puede ser una caja de herramientas para los lectores. La literatura es el único ámbito en el que las cosas pueden ser verdaderas y falsas al mismo tiempo. Esa indefinición ontológica hace posible que las verdades de la ficción sean provisorias. Ninguna ficción puede pretender responder a las grandes preguntas acerca de la vida y la muerte que, por otro lado, son las únicas realmente relevantes. La brevedad del cuento nos libera de tomarnos demasiado en serio. Hago una invitación a que los lectores respondan las preguntas por su cuenta.

Este libro resume una vida dedicada a la escritura. ¿Significa esto que cierra un ciclo?

Sí. En general no hay ninguna buena razón para escribir libros si lo piensas bien. Además, escribir relatos es quizás el ejercicio literario más complejo. Esto puede ser un aliciente para seguir escribiéndolos, pero no tengo nada en mente. Podría ser perfectamente mi último libro de relatos. No lo vería como un fracaso, sino como la ratificación de que todo texto logrado abre una puerta y cierra otra a la vez. Los buenos escritores inauguran nuevas formas de leer y escribir.

Ganó el premio Alfaguara de novela en 2019. ¿Qué ha supuesto para usted?

Ya había ganado algunos premios prestigiosos como el Premio Juan Rulfo o el Premio Jaén de Novela que pudieron ser más relevantes en su momento. Al final la importancia de cada premio también depende de la opinión del público. Algunas veces ocurre que un libro alcanza una gran visibilidad y tiene una buena acogida por parte de la crítica. En esos casos, uno se siente desposeído de sus trabajos. Es algo con lo que tienes que aprender a vivir porque puede ser frustrante darte cuenta de que algo a lo que has dedicado mucho tiempo ya no te pertenece.

Compartir el artículo

stats