Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25M

Huelga mundial por el clima: la marea verde vuelve a las calles este viernes

El movimiento estudiantil 'Fridays for future' convoca una jornada global de protestas contra la crisis climática

Miles de manifestantes inundan las calles de Glasgow mientras finaliza la primera semana de la Cumbre del Clima (COP26).

Movimientos ecologistas de todo el mundo, liderados por la marea estudiantil de Fridays For Future, saldrán este viernes a la calle para exigir soluciones frente a la crisis climática. Así arranca la última convocatoria de la huelga mundial por el clima; una protesta global que brotó a principios de 2019, de la mano de la generación de Greta Thunberg, y que tras el parón derivado de la pandemia de Covid-19 intenta ahora recuperar el clamor ciudadano para proteger la salud del planeta y de sus habitantes.

Bajo el lema 'Vidas contra el capital' ('People not profit' en inglés), la huelga denuncia que la crisis climática es responsabilidad directa de "un modelo socioeconómico defectuoso que necesita ser reemplazado con urgencia". "Las naciones ricas son responsables del 92% de las emisiones globales y el 1% más rico de la población mundial es responsable del doble de la contaminación producida por el 50% más pobre", denuncia el manifiesto lanzado por la plataforma de jóvenes ecologistas.

"Vivimos en un mundo en el que se está priorizando el lucro económico antes que el bienestar de las personas y del planeta. Y esto es algo insostenible que tenemos que cambiar cuanto antes", exclama Pere Joan Femenia Sastre, portavoz de Juventud por el Clima España. "Sabemos que los combustibles fósiles causan estragos tanto en el medio ambiente como en la salud de las personas y, aun así, seguimos tirando de ellos y financiando su extracción. También sabemos que la contaminación del aire es un problema de primer nivel y ni siquiera así conseguimos ponerle freno. Conocemos tanto los problemas como las soluciones; no puede ser que nos quedemos de brazos cruzados", comenta el activista. 

Según calculan los organizadores de esta huelga, este 25M habrá más de mil concentraciones en todo el mundo a favor de la justicia climática. En España hay convocadas una veintena de manifestaciones, acciones y eventos en diferentes puntos del país. Las protestas cuentan con el apoyo de un centenar de entidades ecologistas españolas. En Barcelona, la convocatoria es para las 19.00 en Plaza de Catalunya. En Madrid, a la misma hora el llamamiento es hacia la Plaza de Cibeles. También hay convocadas acciones en Mallorca, Cádiz, Tarragona, Valencia, Sevilla, Granada, Salamanca, Bilbao, Ourense, Málaga y Oviedo.

Convocatoria internacional

"La fuerza de esta huelga es que se trata de una convocatoria internacional, porque demuestra que a lucha contra el cambio climático tiene que ser algo a escala global. De nada sirve que una ciudad o un país reduzca sus emisiones si los demás siguen contaminando como hasta ahora", comenta Miquel Vallmitjana, portavoz de Ecologistes en Acció. "Salimos a la calle a denunciar, una vez más, la inacción contra la crisis climática. La comunidad científica nos alerta de que la crisis climática ya está causando daños y sufrimiento en todo el mundo y que por cada décima de grado que aumente la temperatura las consecuencias serán más graves. Necesitamos aplicar medidas cuanto antes para el avance frenar esta crisis", argumenta el ecologista.

Según explica Femenia Sastre, la lucha contra la crisis climática se traduce en acciones a pequeña y gran escala. "El mundo tiene que reducir drásticamente sus emisiones y descarbonizar su economía. Pero más allá de estas acciones globales, también necesitamos luchar contra la pobreza energética en nuestras ciudades, garantizar que los ciudadanos respiramos aire limpio e impulsar una transición ecológica que no deje a nadie atrás", comenta el portavoz de Juventud por el Clima. 

Uno de los lemas de la huelga de este viernes, de hecho, es justamente este grito a favor de la justicia climática. Y de la importancia de ayudar a las poblaciones más afectadas por el avance de esta crisis. "Las comunidades más pobres del planeta, los pueblos indígenas y las poblaciones marginadas están siendo desproporcionadamente afectadas por los efectos de la crisis climática. Son las que menos han contribuido al problema y las que más están sufriendo sus consecuencias", denuncia la convocatoria de esta protesta. "Necesitamos entregarles recursos. Y no como gesto de solidaridad, sino por justicia", sentencia el manifiesto.

La huelga ecologista de este viernes aspira a inundar las calles de todo el mundo en vísperas del Día Mundial del Clima y la ya célebre 'Hora del planeta', la campaña simbólica que cada año logra que el mundo apague las luces durante unos minutos para concienciar sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente. "La crisis climática es la crisis más grande a la que se ha enfrentado la humanidad. Hay que explicar de manera muy clara la magnitud del problema y hacer que la gente entienda el peligro que supone. Solo así conseguiremos implicar a todo el mundo hacia un cambio de modelo más sostenible", reflexiona Vallmitjana. "Todavía estamos a tiempo de esquivar los peores escenarios climáticos, pero tenemos que actuar ya", zanja el activista.

Compartir el artículo

stats