Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chalet en 'streaming'

Los Martínez Twins abren una casa de 'influencers' en Barcelona

Al contar sus seguidores se te queda la misma cara de pasmo que al ver a Fernando Simón prediciendo los casos de viruela del mono. Acumulan 89 millones. Así es el chalet cerca de Granollers donde conviven 4 estrellas de las redes sociales

'Team Ken’: los influencers de moda nos enseñan su casa

'Team Ken’: los influencers de moda nos enseñan su casa ZML

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

'Team Ken’: los influencers de moda nos enseñan su casa Ana Sánchez

Necesitarías vivir más que Jordi Hurtado para poder ver todos sus vídeos solo de la última semana. Su vida doméstica en directo provoca más comentarios que la visita a España del rey emérito. Tienen una cama en medio del salón para dormir en 'streaming' y se echan a bailar de golpe como si vivieran en un musical. Es una casa de influencers. En este chalet cerca de Granollers conviven cuatro estrellas de las redes sociales que acumulan 89 millones de seguidores

Hace dos años que abren y cierran por el mundo “mansiones TikTok” y “content houses”, casas tuneadas para crear contenidos en redes. Ahora la más famosa es la Hype House, un casoplón de Los Ángeles de cinco millones de dólares plagado de estrellas de internet. Desde enero tiene su propia docuserie en Netflix

Iván remoja a Scar rodeado del resto del Team Ken: Dayker, con Sky a hombros, Emilio y Boggi. Anna Mas

“A veces llega mi madre y le digo: ‘Sshhh, baja el volumen’”, se ríe Iván. El chalet influencer de Granollers es de los Martínez Twins: Iván y Emilio Martínez, gemelos de marca, catalanes, 23 años recién cumplidos. Hace tiempo que son famosos nivel Funko: cada uno tiene su propia versión del muñeco cabezón. En una repisa del salón está el MTV Millenial Award que ganaron el año pasado, junto a una mano gigante de Ironman y un neón con sus caras.

Al contar sus seguidores se te queda la misma cara de pasmo que al ver a Fernando Simón prediciendo los casos de viruela del mono. Tendrán en total más de 74 millones entre cuentas conjuntas de los twins y particulares: 35,1 millones en TikTok, 30,4 en Instagram, 2,7 en Twitter, 5,8 en Youtube, 36.000 en Twitch (acaban de empezar). Hasta sus perros salen en el 'merchandising'. 

Abren la puerta y antes de que te digan “hola” ya sabes que Emilio ronca, que Boggi duerme con un oso gigante, hasta has visto a Dayker levantarse sonámbulo. Estos 4 compañeros de chalet últimamente viven en 'streaming'. “¿El extensible qué dura?, ¿un mes?”. Iván se refiere a directos de Twitch que duran lo que la audiencia mantenga activo el contador a través de donaciones. “Si la gente te dona, suben las horas que tú sigues en cámara”, asienten. Sí, pueden vivir un mes entero en directo a lo 'show de Truman'. “Por eso está la cama –señalan el colchón del salón-. Porque tenemos que dormir ahí”.

Sé tan feliz como pareces en Instagram”, se lee en la camiseta de Boggi. “La gente no piensa en la presión que hay en las redes”, puntualiza él. Nombre de carnet: Bogdan Gnatovich (@justboggi en redes), 19 años, lleva 8 en España. Es ruso, acaban de traer a sus abuelos de Ucrania. “Hacer feliz a la gente”, así define lo que hace en redes: moda, 'gaming', “locuras”. Tiene 10,8 millones de seguidores entre TikTok, Instagram, Twitter y Youtube. “Pierdes un poco la cabeza –confiesa-. Pero lo bueno es que aprendes”.

“Es básicamente nuestra vida –sonríe Dayker-, solo que la grabamos”. Es el último 'influencer' que se unió al clan. Dayker Salas (@dayker6). 3,6 millones de seguidores en TikTok y 742 k en Instagram. 19 años, venezolano. Se mudó a España con 14. Empezó a posar como modelo a los 16. Es el único que sigue estudiando: va retomando y dejando Bellas Artes. Tiene un mural a medias en el garaje. “Yo soy el que tiene más bajones”, dice con sinceridad de psicólogo. 

Emilio e Iván Martínez, con Sky en brazos, Boggi y, arrodillado detrás, Dayker, posan en la cama de su salón. Anna Mas

La historia de los Martínez Twins no es tan lacrimógena como la que circula por alguna tele de EEUU. “Sí que tiene su parte –puntualizan ellos-, pero con la ayuda de nuestra madre hemos vivido bien”. Su padre los abandonó. Su madre tuvo que vender las joyas para comprarles una cámara. “Se lo hemos devuelto”, dicen con tono de final feliz. 

Empezaron como Julio Iglesias: iban para futbolistas, pero se lesionaron en el mismo partido. Y se metieron de lleno en las redes. “Después de 3 meses, ya teníamos 200.000 seguidores cada uno en Instagram –recuerdan- y en Musical.ly, lo que ahora es TikTok”. Allí recibieron un mensaje de Jake Paul, exactor infantil de Disney Channel. Los reclutó para su Team Ten: su casa de 'influencers' adolescentes de Los Ángeles. Tenían 17 años.

No acabó bien. “El dinero se metió entre medias –apunta Emilio-, la fama también”. Egos, dólares, marcas. ¿Por qué repetir la fórmula en Barcelona? “No acabó bien –se encogen de hombros-, pero empezó muy bien”. 

"Hemos perdido la cabeza"

Este es el chalet de su infancia. “Vivíamos aquí cuando éramos pequeños, hasta que se separaron nuestros padres”, recuerda Iván. Recuperaron la casa con el dinero de las redes. ¿Cómo gestionan tener ingresos millonarios desde los 17? “La suerte es que nosotros ya hemos perdido la cabeza –promete Emilio-. Está recuperadísima”.

Los gemelos volvieron a España por la pandemia, justo antes de la cuarentena. A Boggi le pilló el estado de alarma en su casa y se quedó a vivir con ellos. Dayker se les unió hace un año. No buscan más compañeros de piso 'influencers'. “Por ahora, no –responde Iván-. Pero sí que hemos pensado en hacerlo un pelín más grande”. 

Dayker, Iván, Boggi y Emilio preparan la comida ante las cámaras. Anna Mas

Espacio tienen: 6 habitaciones, 6 baños, piscina, hasta pista de tenis. Unos 2.500 metros cuadrados en total, calculan. “Normalmente está más desordenada”, se sinceran. Y te enseñan la casa al detalle con la misma sonrisa amable que los famosos del '¡Hola!' Se ven sillas de gamer, trípodes, aros de luz como para iluminar todo Vigo en Navidad. Lo mismo encuentras una foto de los gemelos y su abuelo en el palco con Florentino que una botella con agua bendita. “Somos muy creyentes”, aseguran los 'twins'. Dayker te dirá de carrerilla todos los libros de la biblia. 

Se autodenominan Team Ken. Así los llamó un 'hater' y ellos se apropiaron del mote de muñeco. “Si me llamas Ken a malas –dice Iván-, yo me voy a llamar Ken a buenas”. Ya tienen hasta muñecos con sus caras, regalo de unas fans. 

¿De qué sirve una casa influencer? “Siempre nos ayudamos para grabar –responde Iván-. Al vivir todos juntos, es muy fácil crear contenido”. “Hace poco tuve una campaña para Calvin Klein–añade Dayker- y tenía que hacer una foto en 5 minutos”. Es bueno, dice, tener una persona en casa que te ayude. Y que no sea tu abuela, se ríe.  

¿Y la gente que piensa que viven del cuento? “La gente que de verdad nos sigue sabe el esfuerzo que le ponemos –señala Emilio-. Es por eso que nos ven”. Hay moraleja sin 'likes': “La vida –acaba diciendo Iván- está fuera, no en el móvil”.

Compartir el artículo

stats