Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barcos que unieron Mallorca con Nueva York

El transporte aéreo directo recién anunciado entre la isla y la gran manzana tuvo un precedente menos rápido y regular, pero igualmente funcional, con buques de pasajeros

5

Los barcos que unieron Mallorca con Nueva York DM

Estos días es noticia el anuncio de la compañía aérea United Airlines de iniciar a partir de junio del año que viene una línea aérea que una Mallorca con Nueva York. Esto hace recordar que hace años se podía realizar la misma ruta, pero en barco. Diferentes navieras, ya bien en escalas esporádicas, ya bien en servicio más o menos regular, prestaron este servicio.

Así, a principios de los años treinta del pasado siglo una naviera norteamericana, la Export Steamship Corporation, inició un servicio entre Estados Unidos y el Mediterráneo, y cuatro de sus buques, Excambion, Exeter, Exochorda y Excalibur, realizaban la ruta de Nueva York al Mediterráneo, tocando en Palma en repetidas ocasiones desde 1932 hasta mediados de 1936, en que finalizaron debido a la guerra civil. También algunas navieras italianas hicieron escala en Palma ocasionalmente en su línea de Italia a Norteamérica, al principio de esta década como la Cosulich Line con el Vulcania.

Fue después de la segunda guerra mundial cuando se intensificó el servicio, destacando tres navieras: una israelí, otra italiana y otra estadounidense.

En el año 1953 la naviera israelí Zim Israel Navigation Company inició un servicio entre Israel y diversos puertos Mediterráneos a la costa este norteamericana, pero no fue hasta finales de 1957 cuando, dentro de esta ruta, empezó a llegar a Palma, realizando periódicas escalas con dos de sus nuevos buques, el Zion y el Israel, que tenían una capacidad de 323 pasajeros y habían sido construidos en Alemania, como reparación de guerra. Dichos barcos iban y venían de Nueva York, vía Halifax y otros puertos, y eran publicitados periódicamente en la prensa local. Las visitas a Palma finalizaron a principios de 1961. 

Otra naviera fue la Italia Societá de Navigazione, que realizaba el servicio entre Italia y Estados Unidos. De ella pasaron por la bahía en los años cincuenta varios de sus buques que sobrevivieron al conflicto mundial, como el Conte Biancamano, el Vulcania o el Saturnia, y que hicieron esporádicas paradas en Palma en su ruta desde o hacia Nueva York. En la década de los años sesenta entraron en servicio para esta naviera tres buques de nueva construcción: el Leonardo da Vinci, el Michelangelo y el Raffaello, que causaron gran sensación cuando aparecieron por Palma. 

5

Los barcos que unieron Mallorca con Nueva York DM

El Leonardo Da Vinci entró en servicio en 1960, y estuvo en el puerto por primera vez el 6 de marzo de 1962. Era un precioso buque de 33.340 toneladas y con capacidad para 1.326 pasajeros. Por su parte el Michelangelo y el Raffaello fueron dos trasatlánticos gemelos que causaron gran expectación, por su tamaño y sobre todo por la espectacularidad de su diseño. Disponían de tres clases y un elemento diferenciador, las formas de sus chimeneas, especialmente diseñadas para evitar humos en cubiertas. Tenían más de 275 metros de eslora y una capacidad de 1.775 pasajeros, con una velocidad en servicio de 26,5 nudos, propulsado por turbinas de gas. 

El Michelangelo entró en servicio en mayo de 1965 y el Raffaello dos meses después. El primero de los dos gemelos en visitar Palma fue el Michelangelo, que lo hizo por primera vez el 8 de septiembre de 1966. Curiosamente coincidió con el «día del turista» y con el trasatlántico número 200 que llegaba al puerto ese año, por lo que se organizó un gran acto al que asistieron todas las autoridades locales. Su hermano el Raffaello no tardó en venir. Fue once días más tarde, el 19 de septiembre del mismo año, causando también gran expectación. 

Pero quizá la naviera más relacionada con esta ruta y con los Estados Unidos fue la American Export Lines. Esta empresa había nacido a raíz de la anterior citada, Export Steamship Corporation, y desde principios de los años cincuenta tuvo varios barcos que unían el Mediterráneo con Nueva York: el Independence, el Constitution y años después el Atlantic, buques que se hicieron muy populares en el puerto de Palma. El Independence y Constitution fueron buques muy innovadores y su construcción fue subvencionada al 50% por la Administración norteamericana, pudiéndose, en muy poco tiempo, convertir en transporte de tropas. Para su propulsión estaban dotados de turbinas de gas, llegando en pruebas a 26 nudos. Sus dimensiones eran: eslora 208 metros, manga 27,2; y 23.719 toneladas. Tenían una capacidad para 1.000 pasajeros.

El viaje inaugural del Independence se inició en Nueva York el 11 de febrero de 1951. Fue un crucero de 53 días por Mediterráneo y en el que ya tocó Palma, concretamente el 27 de marzo de 1951. El día 12 de abril de dicho año empezó su línea regular, que era en principio de Nueva York a Gibraltar, Nápoles y Génova. El 25 de junio comenzó sus singladuras su gemelo el Constitution en la misma línea, llegando por primera vez a Palma el 19 de marzo de 1956. 

Con el tiempo la línea regular fue ampliada en puertos y duración, comercializándose también como cruceros. Así se tocaba Madeira, Algeciras, Palermo, Casablanca y otros puertos, y es cuando aumentaron las visitas a Palma. Eso ocurrió a finales de los cincuenta y sobre todo en los sesenta, donde la presencia de ambos buques era habitual en la bahía. Inicialmente sus cascos eran de color negro, pero a principios de 1960 fueron pintados de blanco. Ese año se añadió un tercer barco, algo más pequeño, el Atlantic, un buque carguero construido en 1953 y reconvertido en 1958 para llevar también pasaje. El 22 de septiembre de 1964, el Independence fue obsequiado por la Junta Provincial de Turismo, con una placa con la silueta de la isla de Mallorca, por ser el trasatlántico número 200 que nos visitaba ese año. 

Pero a mediados de los años sesenta la competencia inexorable de la aviación hizo que numerosas compañías navieras no pudieran resistir las pérdidas. Zim Line vendió sus barcos de pasajeros a mediados de los sesenta, siendo todos ellos convertidos en buques de crucero en diferentes banderas y navieras. Por su parte, la American Export Lines retiró en 1967 el Atlantic. Y en 1968, para intentar salvar la situación, reformó el Independence, siendo transformado en buque de clase única. 

También fueron retirados de servicio el Independence y el Constitution, siendo el 18 de agosto de 1968 la última vez que visitó la bahía el Constitution y el 1 de octubre el Independence. Finalmente, la compañía Italia anunció a mediados de 1975 que la naviera no podía asumir las pérdidas, y que sus barcos de pasaje, aunque en ese momento alternaran su ruta habitual con la realización de cruceros, serían retirados del servicio. De manera que el 28 de febrero de 1975 fue la última escala del Raffaello en el puerto de Palma, el 16 de mayo del mismo año la del Michelangelo y el 31 de agosto de 1976 la del Leonardo Da Vinci, quedando así cerradas las posibilidades de viajar en barco a Nueva York en línea regular desde Palma.

Compartir el artículo

stats